La Peste en Sevilla

La Peste en Sevilla, la epidemia y la serie de TV

Ruta por los lugares de la peste en Sevilla

La peste negra o bubónica fue un mal que asoló varias ciudades de Europa durante los siglos XVI y XVII. Era una terrible enfermedad infecciosa causada por una bacteria y transmitida a través de las pulgas de las ratas.
Se manifestaba con fiebres altas, dolores musculares y articulares y en una segunda fase, afectaba a los ganglios con aparición de bubas, adenopatías o bultos en las ingles, axilas y el cuello, con una mortalidad entre el 30 al 60 % de la población.
Se presentaba la enfermedad también en la variante pulmonar, más grave, donde la infección se transmitía por inhalación.
Las ratas infectadas abundaban en una Sevilla con escasa salubridad y visitada por numerosos barcos.

No sería hasta finales del siglo XIX, cuando se descubre el bacilo que produce la enfermedad, y se consigue detener la enfermedad.

Esta ruta que presentamos es autoguiada, pero podemos ayudarte a organizar una visita temática de la peste por Sevilla, escríbenos a info@visitarsevilla.com


1649, el año más negro

En Sevilla hubo varias epidemias de esta enfermedad , la primera gran epidemia fue en 1302, siguiéndole varias epidemias en el siglo XIV, XV  y XVI y la que sería  especialmente grave en el año 1649, reinando Felipe IV, debido a la falta de salubridad en la ciudad, a menudo inundada por las crecidas del Guadalquivir, a lo que venían a sumarse las basuras que se encontraban en sus calles.

Comenzó la epidemia después de las inundaciones del 4 de abril de 1649,  con una mortandad de unas 60.000 personas, entre ellos el escultor Martínez Montañés, que falleció el 18 de junio.
La epidemia duraría hasta agosto de ese año, transformando radicalmente la ciudad que no volvió a su esplendor anterior.


La Peste, una popular serie de televisión. Ruta de la Sevilla de la Peste

La Peste es una película en formato de serie de televisiva que se basa una historia a ambientada en la Sevilla  del siglo XVI, durante una de las epidemias de peste que asolaron la ciudad. Se ha convertido en un fenómeno televisisvo en 2018.

Vamos a recomendar una ruta para visitar Sevilla y recordar los escenarios de la película y la epidemia de Peste de 1649.

Primera parada: Triana

Visitar la Calle Castilla y la Iglesia de la O, que hasta 1697 fue el hospital de Santa Brígida y Rufina, ocupado por enfermos de peste.
El 20 de julio de 1649 se cerró el hospital de Triana con los enfermos dentro, donde murieron más de doce mil personas.
El cercano convento de San Jacinto se utilizó como cementerio.

Continuar por el Castillo de San Jorge, sede de la Inquisición, que tendrá protagonismo en la pelicula de la Peste, al ser lugar de reclusión de los integrantes de los movimientos de la reforma, los protestantes.

El Río Guadalquivir y sus riberas, la calle Betis y el Paseo de Colón , con la Torre del Oro, son la zona del antiguo puerto de Sevilla, por donde se cree que se introdujo la epidemia, reflejándose en varias escenas de la película.
Muchas escenas del río se van a grabar en la cercana localidad de Coria, en el lugar llamado la Isleta, al otro lado del río, un brazo cegado, de difícil acceso por la  carretera de la Isla Menor.


Segunda parada: Barrio del Arenal

Sede de la mancebía, era el lugar donde se encontraban los, pícaros, maleantes, busconas, pedigüeños y enfermos abandonados malviviendo en chabolas, como las que muestra la película de la Peste. Hoy son las zonas de la puerta de Triana y plaza de Molviedro, esta última era una laguna en aquella época.

Las Reales Atarazanas fueron escenario de rodaje de la cárcel, durante la película de a Peste.

En el Hospital de la Caridad se atiende a los enfermos.
Tras la epidemia se activó la demanda de obras religiosas. Valdés Leal pintaría para la Iglesia de este hospital de la Caridad sus dos obras más conocidas: In Ictu Oculi y Finis Gloriae Mundi.

En la cercana Capilla del Baratillo, junto a la Cruz del Baratillo,  se enterraron muchas victimas, siendo inicio de la actual hermandad,  por la devoción a esta Cruz.

Visitar la Iglesia de San Buenaventura, donde se da culto a la Cruz, que situada frente a la capilla  Montesión en la calle Feria, señalaba otro de los lugares de enterramiento. Es el  origen de la actual hermandad de la Soledad.


Tercera parada: La Catedral y la zona monumental.
Sede de la autoridad eclesiástica el obispo y zona de intercambio comercial, especialmente en las gradas, que aparece en varias ocasiones en la película, hoy cerradas con cadenas.
En sus alrededores vivían los comerciantes extranjeros, que se recuerdan con el nombre de las calles, Alemanes, Francos o Génova.

Visitar la Capilla de la Virgen de los Reyes, una imagen religiosa que salió en procesión en aquellos días, como patrona de Sevilla.

La Casa de la Contratación y la Lonja, actual Archivo de Indias, era donde se efectuaban los intercambios comerciales.
La cruz de los juramentos, en la fachada norte de la Lonja, era el lugar donde los corredores y tratantes de la Casa de la Contratación juraban las condiciones de los contratos.

El Alcázar, donde se rueda algunas escenas en sus salones.


Cuarta parada, otros puntos del centro

En la Sala capitular del Ayuntamiento,  se reunía el cabildo de la ciudad , en la sala capitular, presidido por el Asistente. En la Plaza de San Francisco se situaba en esos años la Cárcel Real y la Audiencia, como recuerdo la calle Entrecarceles y de esta última queda el edificio reformado.

Calle Sierpes: en ella se encontraba el jardín botánico del médico Nicolás Bautista Monardes Alfaro, como recuerda una placa en su honor, personaje que aparece en la serie. Está enterrado en el Convento de San Leandro.

En el Palacio de la Casa de Pilatos, visita obligada pues se  ruedan varias escenas. En la Iglesia del Salvador podemos ver el cuadro de San Carlos Borromeo con los apestados de Milán.
Pasar por la parroquia de San Lorenzo, lugar donde se organizaron muchas plegarias para el fin de la enfermedad,  de esta época son las esculturas y relieves del altar mayor  realizados por Felipe y Francisco Dionisio de Rivas . En sus cercanías, la Torre de Don Fadrique, calle Santa Clara, donde se rueda la serie.


Quinta parada, la Iglesia de San Roque
En la Calle Recaredo, desde el convento de San Agustín, salió en procesión extraordinaria el Cristo de San Agustín, que hoy  podemos ver en esta iglesia, dedicada a este Santo protector de las epidemias y la Peste.
Al ceder la epidemia, tras la salida del Cristo, quedó como costumbre que la  corporación municipal de la ciudad, renueve el voto de gratitud, al Cristo el 2 de Julio, fecha en la que empezó a remitir la epidemia de Peste, instaurándose este  día de acción de gracias.


Sexta parada: la Macarena
En recuerdo de esta epidemia podemos ver la Cruz de Carneros en el interior de la iglesia del Omnium Sanctórum de la calle Feria.
Visitar las Murallas en su cercanía, la parroquia de San Julián, la Hiniesta Gloriosa también saldría en procesión, como patrona del ayuntamiento sevillano.

Visitar el antiguo Hospital de la Cinco Llagas, hoy Parlamento Andaluz,  llamado en aquella época, de la Sangre. podemos ver su fachada este en la película.
El cuadro de los muertos de este hospital se encuentra en la iglesia del Hospital del Pozo Santo.


Séptima parada: Santiponce.
El Monasterio de San Isidoro del Campo,
 visitar este magno Monasterio, de la orden de los jerónimos. Fue el lugar donde surgió un foco de protestantes entre los monjes. La serie hace referencia a la Biblia del Oso, la primera versión en español de la Escritura, escrita por Casiodoro Reina, monje jerónimo perseguido por la inquisición.
Itálica, ruinas romanas, donde se sitúa  imprenta clandestina del protagonista, en los tuneles del anfiteatro y las termas, han servido para recrear el Castillo de San Jorge.


Octava parada: Carmona.
En esta monumental ciudad se ha grabado numerosas escenas, en el antiguo convento de la Concepción, en su interior se conserva una pequeña ciudad  formada por las celdas de las monjas ,modo de pequeñas casitas , que asemejan un pequeño pueblo del siglo XVI.
Otros exteriores son la puerta de Sevilla , varias casas solariegas y la iglesia de Santa María y del convento de las Descalzas , que aparecen en escenas de la Catedral sevillana.
La Cilla del Cabildo sera la mancebía, en la casa del Conde de Rodezno, la sala de autopsias y en el Hotel Casa de Carmona,una casa palacio.


Novena parada; Alcalá de Guadaira.
El Castillo ,quemadero de la Inquisición. castillo de Marchenilla, del siglo XIII, es los alcores, acceso por la carretera de Málaga  el Gandul, dolmenes y pueblo abandonado, persistiendo la iglesia y la cárcel, carretera de El Arahal,  se usa para exteriores.
Hacienda de Martín Navarro, situada en la carretera de Mairena del Alcor,donde se sitúa la fábrica de añil del marido de Teresa.


Obras de Arte relacionadas con la peste

La religiosidad y la devoción aumentó en esos años como consecuencia de la epidemia y va a aumentar la devoción por algunas imagenes populares de los escultores barrocos de esta época.
El Cristo de la Buena Muerte, de la capilla de la Universidad, Cristo del Calvario de Francisco Ocampo, 1612, el Cristo de Pasión de Martinez Montañes, 1615, el Cristo Gran Poder  obras de Juan de Mesa de 1621 o el Cristo del Buen Fin, de 1645, en la iglesia de San Antonio de Padua, obra de un discípulo de Juan de Mesa.
Entre las imágenes dolorosas destacamos la Virgen del Valle.

En estos años Murillo iniciaba su gran carrera pictórica, destacando entre otras obras,  la Inmaculada grande 1650,  en el Museo de Bellas Artes o San Isidoro y San Leandro, 1655, en la Catedral.
En la Iglesia de Santa María la Blanca, podemos ver el cuadro de la Cena, obra tenebrista, tras la crisis del autor por la epidemia, que se llevó a tres de sus hijos.
De de Zurbarán tenemos la Virgen de las Cuevas, de 1655, en el Museo de Bellas Artes, este pintor perdería varios hijos con la epidemia, entre ellos el también pintor Juan de Zurbarán.


Devociones relacionadas con la Peste.

San Sebastián es el santo protector de la peste, en Sevilla se creo el  Cementerio del Prado de San Sebastián, hoy parroquia dedicada a este Santo , pudiendo ver su imagen en numerosas iglesias, destacando en la capilla de la Visitación de la Catedral, el cuadro renacentista de Villegas Marmolejo y en el Museo de Bellas Artes, obra de Juan de Ribera, y la pintura renacentista de Luis de Vargas

En la provincia de Sevilla, hay una gran devoción al Santo, de hecho le dedicaron numerosas iglesias y ermitas, encomendado al santo protector de las epidemias, su localidad.
Las encontramos en las poblaciones de Marchena, Alcalá de Guadaira, Puebla del Río, Dos Hermanas. La Campana, Los Palacios, Carmona, Ecija, Mairena del Alcor, Lora del Río, Salteras, Benacazón, San Nicolás del Puerto, Pedrera y Estepa.

Se celebra su festividad el 20 de enero con fiestas en diferentes poblaciones, como la romería de Brenes, las procesiones de Albaida del Aljarafe, Fuentes de Andalucía, Tomares y Marchena y otras fiestas en Lora del Río, la Puebla el Río, Huevar, Villaverde, etc.

San Roque, otro Santo protector de las epidemias, tiene en Sevilla una parroquia y podemos encontrar su imagen en las iglesias  con frecuencia.
En la provincia, tiene iglesia en  la localidad de El Arahal, y celebran Fiestas  en su festividad, 16 de agosto,  las localidades de Villamanrique  y El Coronil.

En esta época se funda la hermandad de la Virgen de la Consolación de Utrera.


¿Quieres conocer en persona algunos de los escenarios de La Peste?

Reserva una visita guiada por la ciudad de Sevilla y conoce la rica historia de esta ciudad.

Te ofrecemos tours con los mejores proveedores locales y al mejor precio. Al completar la reserva, recibirás un bono en tu email con todos los detalles (punto de recogida, datos de contacto del operador local, etc).


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos: