Gustavo Adolfo Bécquer

Ruta por la Sevilla del poeta Gustavo Adolfo Bécquer

Ruta por la Sevilla romántica de Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer es una figura sevillana muy popular, casi mítica, cuyo legado poético vive hoy todavía en el corazón de muchas personas. Si deseas aproximarte a su figura y conocer los escenarios de su vida sevillana, sigue leyendo…


🔴 Visitas guiadas sobre Bécquer
Info: Email / Whatsapp
Guías especialistas en Bécquer y sus escenarios

Pregúntanos por las visitas particulares sobre Bécquer en Sevilla con nuestras guías historiadoras especialistas en el genial poeta 🖤🕯

🔔 ¿Más cultura y ocio en Sevilla?
Síguenos en Instagram

📅 Visitas guiadas en Sevilla
Consulta programa de visitas de grupos


Bécquer nació en Sevilla el 17 de Febrero de 1836, en una familia de pintores y artistas. Falleció en Madrid el 22 de diciembre de 1870, a la edad de 34 años, víctima de la tuberculosis.

Las rimas de Bécquer habitan en la memoria sentimental y poética de muchas generaciones de españoles

Fue un poeta del Romanticismo, que alcanzó la a fama sólo después de su muerte y tras la publicación del conjunto de sus escritos. Nació entonces el prestigio que hoy se le reconoce, casi a nivel de mito. Su obra más célebre son las Rimas y Leyendas, esencial para el estudio de la literatura romántica española.

En Sevilla nació y vivió Gustavo Adolfo Bécquer hasta los 18 años.

En esta sección haremos una interesante ruta por la Sevilla de Bécquer, recorriendo los lugares que pisó y en los que dejó una huella todavía hoy perceptible.


La Ruta de Bécquer en Sevilla

Barrio de San Lorenzo

En la calle Conde de Barajas nº 26 nació el poeta un 17 de Febrero de 1836. De su casa sólo queda la fachada, donde le recuerda una placa. Una casa hoy normal, habitada por vecinos del barrio, sin más glorias que esa placa. El padre, pintor de prestigio, murió cuando Gustavo tenía cinco años y la madre cuando contaba con once.

Es fácil imaginarse el sentimiento de orfandad del poeta, en esa Sevilla romántica en la que los Duques de Montpensier crearon un cierto ambiente de corte real, y en el que ese joven Gustavo Adolfo encontraría mucha inspiración sensorial bajo la protección que recibió de sus hermanos por doña Manuela Monnehay, una antigua discípula de su padre, y su tío, el pintor Joaquín Domínguez Bécquer.

Bécquer Casa Natal

Se bautizó en la Parroquia de San Lorenzo el día 27, diez días después de su nacimiento.

Estudió en el Colegio de San Francisco situado en la calle Jesús del gran Poder nº 29, (hay una placa conmemorativa). Hoy la casa está reformada para otros usos.


En la cercana Calle Potro nº 6, hoy calle Ana Orantes (casa de sus tíos), estuvo residiendo un tiempo (ver placa), viviendo también en el nº 12 de la cercana calle Pascual de Gayangos.

La madre de Becquer, pintada por su marido

Junto a la parroquia de San Vicente, en la calle Alfaqueque, esquina con Mendoza Ríos, vivió Gustavo con su hermano Valeriano los años anteriores a su marcha a Madrid, ciudad a la que se trasladó la familia en 1841, tras la muerte del padre.

José Domínguez Bécquer, padre de Gustavo tiene un retrato en la sala de reuniones del Palacio Pinelo, en la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría.


Museo de Bellas Artes

Visitar el retrato de Gustavo Adolfo Bécquer en la primera planta sala XII, dedicada a la Pintura sevillana del Siglo XIX. Foto de cabecera.
El retrato fue realizado por su hermano Valeriano Domínguez Bécquer, en 1.862, año de su viaje a Madrid, en este museo se conservan otras dos obras de este pintor romántico, los retratos de los pintores Francisco Tristán y Gumersindo Díaz.

Es la imagen del poeta más conocida y la hemos visto en numerosos libros de texto y publicaciones. Esa efigie incluso ilustró durante muchos años el ya desaparecido billete de cien pesetas. Se puede considerar como una de las obras capitales de la pintura romántica española y europea: el poeta con actitud elegante tiene una mirada llena de emoción que conecta directamente con la del espectador.


Panteón de los Sevillanos Ilustres

Situado en la calle Laraña, bajo el Templo de la Anunciación, allí están enterrados el poeta y su hermano Valeriano.
Se accede accede por la la Facultad de Bellas Artes.

Templo de la Anunciación

Bajo la iglesia de la Anunciación se abre a los visitantes la zona donde se encuentra la tumba del escritor

Se puede visitar los viernes, excepto en Agosto, a las 12:00. Dicha visita se realiza por las guías de la Universidad de Sevilla. Es necesario concertar cita previa en su web.

También los viernes, excepto los meses de verano, de 16:30 a 19:30 h. Dicha visita es llevada a cabo por los responsables y alumnos del Colegio del Buen Pastor. No es necesario concertar cita previa.

Entrada Gratuita. Información  Tfno:954551052 / 954551123. (Confirmar en fuente oficial)

Becquer, un cuadro de Vicente Palmaroli
Becquer, un cuadro de Vicente Palmaroli

Depositar cartas, notas y poesías en la tumba o en la Glorieta del parque de María Luisa se ha convertido en una romántica costumbre sevillana


Catedral de Sevilla

Altar de Santa Justa y Rufina, donde están enterrados los Bécquer, nobles de origen flamenco que llegaron a Sevilla en el siglo XVI, antepasados del poeta.

Catedral Santas Justa y Rufina

Monasterio de Santa Inés 

El convento está situado en la calle Doña María Coronel, centro de la ciudad, cerca de la Plaza de San Pedro.
En el muro de enfrente del coro bajo, situado a los pies de la nave central, nos encontramos con el popular órgano, uno de los más antiguos de Sevilla, que el poeta inmortalizó en la leyenda “Maese Pérez el organista”.

Leyenda sobre un fenómeno paranormal, el organista de la Catedral Maese Pérez, tras su muerte volvería el día de Nochebuena al Convento de Santa Inés, donde estaba su hija, para tocar el órgano.

Órgano de La leyenda de Bécquer

Parque de María Luisa

La Glorieta de Bécquer, la más famosa de este parque, se sitúa frente a la Plaza de España.

Creada en 1910, está dominada por  un impresionante Ciprés de los Pantanos que cubre y da sombra a todo el recinto y está compuesta por el busto del poeta en pedestal, basado en el retrato realizado por su hermano Valeriano. Detrás tres figuras femeninas de mármol acostadas en un banco: el “amor ilusionado”, el “amor poseído” y el “amor perdido”, que representan la rima “El amor que pasa».

Glorieta de Bécquer

Junto a ellas hay dos figuras en bronce yacente que representan el “amor herido” y la otra es de un joven Cupido o amorcillo como el amor que hiere.
Este monumento es referente nacional del estilo y época romántica.

Hay un cuadro del poeta en la Biblioteca Universitaria Rector Machado Núñez, cercana a la Plaza de América.


Venta de los Gatos

En la avenida Ramón Sánchez Pizjuán nº 25 del barrio de la Macarena, una placa recuerda el lugar donde se encontraba esta venta. Allí ocurrieron las escenas célebres de fiestas amores y tragedias que inspiraron al poeta.


Parque del Alamillo 

Allí tenemos la Cruz de Bécquer, de piedra blanca con el nombre del poeta, que hace realidad aquel literario sueño Becqueriano: «cuando la muerte de término a mi existencia, me colocasen para dormir el sueño de oro de la inmortalidad a la orilla del Betis».
Se inauguró el día en el que se cumplieron  cien años de que sus restos volvieran de Madrid para descansar en Sevilla.
Se encuentra cerca de la pasarela que une este parque con San Jerónimo.


¿Quieres realizar esta ruta en compañía de un guía? escríbenos a info@visitarsevilla.com


Podcast sobre Bécquer en Sevilla


Síguenos en Instagram


Enlaces relacionados:

Visitas sobre leyendas de Sevilla

Visitas guiadas literarias en Sevilla

Visitas sobre ópera en Sevilla

Visitas guiadas gratis en Sevilla


 

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 4.2 / 5. Votos recibidos: 37

Nadie ha votado todavía, puedes ser el/la primero/a