La Iglesia de Santa María la Blanca de Sevilla

La Iglesia de Santa María la Blanca de Sevilla

La Iglesia de Santa María la Blanca. Grandes yeserías y Murillos

La Iglesia de Santa María la Blanca o de las Nieves, es una parroquia situada en la calle de igual nombre del barrio de Santa Cruz. En su origen fue una mezquita, que se transformó tras la reconquista en sinagoga al estar situada en el barrio de la judería.
Tras las revueltas anti judías se convirtió en 1.391 en Iglesia cristiana. En el siglo XVII se derribó gran parte de la iglesia, construyéndose el templo actual de estilo barroco recargado, caracterizado por las yeserías que cubren sus techos, las pinturas murales y los azulejos de los zócalos.

Un templo de gran belleza interior, en una zona animada llena de bares y además con importantes obras de Murillo, algunas copias tras el expolio francés


Hermandades presentes en el templo

Es sede de la Hermandad del Rosario de María Santísima, Nuestra Señora de las Nieves.
También de la Hermandad del Sagrado Lavatorio de Nuestro Señor Jesucristo, del siglo XVII, que se fusionó con la desaparecida Hermandad Sacramental, actualmente inactiva.


Horario de visita

Lunes a sábado de 10 a 13 y de 10 a 20.30 horas.
Los domingos y festivos abre de 9:30 a 12:00 horas. y desde las 13:00 hasta 14:00 horas. Tarde: 18:00 a 20:30 horas. (Confirmar)


Exterior de la Iglesia

La iglesia presenta al exterior dos fachadas:

La principal, hacia la calle Santa María la Blanca en forma de torre-fachada que, junto con la portada gótica es lo que queda del edificio de 1.391 Sobre ella se sitúa el campanario, una espadaña con adornos cerámicos y una cruz-veleta.
Junto a la puerta se ha colocado un azulejo de  la Virgen de las Nieves.

La puerta lateral, adornada con dos columnas abre a la calle Archeros, está sin uso.


Interior del templo

La iglesia consta de Presbiterio,  Capilla Sacramental, que está adosada al muro de la epístola y coro con sillería de madera de caoba.

Las naves separadas por columnas y arcos están profusamente decoradas, al igual que los techos y la bóveda,  con yeserias, que forman adornos geométricos y de vegetales- Se completan con pinturas murales.

En los laterales del crucero y en las cabeceras de las naves se alojaban los famosos cuadros lunetos pintados por Murillo, que fueron expoliados por los franceses y han vuelto a esta iglesia en forma de copias.

Son los cuadros «El sueño del patricio», Juan y su esposa, lado del evangelio y «»El patricio revela su sueño al papa Liberio», en el lado de la epístola, ambos en el crucero. «El triunfo de la Eucaristía» está en la cabecera de la nave de la epístola y «la Inmaculada Concepción y el pueblo sevillano», en la del Evangelio.

Más detalles a tener en cuenta:

Retablo Mayor,  barroco de finales del XVII, situado al fondo del presbiterio, cubierto con una bóveda de cañón decorada con yeserías.
Preside el retablo la imagen de la Virgen de las Nieves, obra de Juan de Astorga 1.832, titular de la Hermandad de Gloria, a cada lado las Santas Justa y Rufina. En el ático la Cruz y San Emigdio.

En el presbiterio vemos las imágenes de Niño Jesús , de San Juanito y Ángeles lampadarios.

Lado derecho nave  del Evangelio:

En su cabecera se encuentra la capilla de San Juan Nepomuceno, cerrada con verja enmarcada con adornos barrocos. En su interior hay un retablo barroco del siglo XVIII presidido por el santo, que también aparece en el ático.
A su izquierda podemos ver a Santo Tomás de Aquino y sobre él, San Martín de Tours. En el lado derecho San Francisco de Paula y la alegoría de la Fe, imágenes del siglo XVII.
En el banco del altar vemos una pintura de un Ecce Homo y en la parte alta del retablo, la imagen de Dios Padre.

Retablo del Sagrado Corazón de Jesús, (plano 3), con imagen y un  óleo en el ático de San Jerónimo de Estridón traduciendo la Biblia. A los lados entre otras las figuras de  San Jerónimo , San Bartolomé y San Cayetano.

Cuadro de la Cena de Murillo, (plano 9), obra tenebrista con gran dominio de las luces y sombras.

Retablo barroco de La Piedad o El Descendimiento de Cristo, (plano 4), con cuadro renacentista de Luis de Vargas, siglo XVI, acompañado por otras dos pinturas en los laterales: San Juan Bautista y La Estigmatización de San Francisco.

Altares de  San Antonio y, del  Crucificado, (plano 9), junto  a un cuadro de la Virgen del Perpetuo Socorro.

Lado izquierdo

En la cabecera de la nave el retablo de San Pedro en la Cátedra, (plano 5), de estilo barroco, dedicado al primer Papa de la Iglesia. En el ático vemos una pequeña pintura con la escena de La Adoración de los Magos.

Puerta de acceso a la Sacristía

Retablo de la Santísima Trinidad, (plano 6) neoclásico, del siglo XIX.

Puerta cerrada del muro de la Epístola, con acceso a la calle.


Capilla Sacramental 

Amplia y rectangular cerrada por una  cancela (plano 7). En ella encontramos una pintura al óleo que representa a la Virgen con el Niño, reproducción de Santa María de las Nieves que  se conserva en la Capilla Paulina de la basílica de Santa María Maggiore, en Roma.
Frente a ella el retablo de San José, del siglo XVIII y estilo barroco, con la imagen de San José con el Niño y a su lado San Joaquín y Santa Ana. En el ático la Inmaculada y en la parte baja el nacimiento.
Altar de Santo Cristo del Mandato, siglo XVI, y Madre de Dios del Pópulo , siglo XVII, y San Juan, siglo XVII, de la antigua Hermandad del Sagrado Lavatorio.
En el muro exterior, con decoración barroca, podemos ver dos cuadros uno de ellos representa a San Fernando.

La Capilla Bautismal, (plano 8), cerrada con reja, iluminada por una vidriera que representa el Bautismo de Cristo. Tiene acceso a la torre.


Virgen de las Nieves

Advocación de origen romano cuya devoción se inició  tras el milagroso suceso ocurrido en el año 352, cuando el día 4 nevó en el monte Esquilino,  indicando el lugar donde quería la Virgen que se le construyera una basílica, construyéndose  la iglesia de Santa María la Mayor.
En Sevilla la devoción sería impulsada en la provincia por el duque de Olivares, que fue embajador en la ciudad eterna.

De especial interés es la víspera de su fiesta el 4 de agosto a las 00, horas cuando su hermandad le  realiza una «petalada» o nevada de pétalos en las puertas del templo. Se saca en procesión en octubre.

En la iglesia de San Isidoro, capilla Sacramental, hay otra a imagen de la Virgen de las Nieves al estilo fernandina, que pertenece a la hermandad de las Tres Caídas y sale en procesión el día del Corpus.

Es patrona de los pueblos de los Palacios, Olivares, Bormujos y Benacazón ,donde se celebran fiestas y procesiones, con Feria y verbenas.

Es muy querida en la Algaba, la Rinconada, la Campana, Villanueva del Ariscal, Alanis, y Fuentes de Andalucía, donde la considera como patrona, al dar el nombre a sus parroquias.


 

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos: