Visita privada a la Catedral de Sevilla

Visita del interior de la Catedral de Sevilla. Las capillas.

Catedral de Sevilla. Visita interior

A diferencia de lo que marca el canon gótico, no dispone de una cabecera en forma de ábside. Su planta conforma un perfecto rectángulo que ocupa el espacio donde se ubicaba la antigua alhama y en el que la luz natural penetra a través de las numerosas vidrieras.

De las cinco naves que dispone, la central y la del crucero son más altas que el resto. Para contrarrestar esta asimetría, a las naves exteriores se abren unas capillas, situadas entre los contrafuertes. Las 68 bóvedas ojivales descansan sobre 28 pilares adosados y 32 exentos. Esos pilares, revestidos de piedra, son de mampostería.


Comenzaremos la visita por la zona más cercana al acceso de las visitas turísticas. 


Zona sur (orientación Archivo de Indias)

A la izquierda saliendo por el acceso de la visita cultural, encontramos.

– La Capilla de Santa Ana o del Cristo de Maracaibo, de estilo renacentista, cerrada con reja, con retablo de 1504, elevado sobre una tribuna y dedicado a San Bartolomé, la Pasión de Cristo y la Virgen María, acompañados por otros santos.
Lo más destacarle se encuentra en un altar lateral con una tabla del pintor renacentista Villegas Marmolejo, dedicada a Cristo Crucificado.

Crucificado obra de Villegas Marmolejo

En esta capilla se encuentra el sepulcro del Cardenal del siglo XIX, Luis Lastra Cuesta, esculpido en 1880 por Ricardo Bellver.
La vidrieras están dedicada a la Sagrada Familia, la interior y sobre la capilla la vidriera que representa a las Santas Águeda, Lucía, Cecilia e Inés, obras de Enrique Alemán siglo XV.

Capilla de Santa Ana

A su derecha:

– La Capilla de San José
Con retablo neoclásico dedicado a este Santo, acompañado de San Miguel y San Blas, obras de Esteve Bonet, siglo XVIII.
Destacar la imagen de Cristo Atado a la columna de  Francisco Antonio Ruiz Gijón y el cuadro de la cena del rey Baltasar, de autor flamenco.
En ella están los sepulcros de los Cardenales Manuel Tarancón y Morón del siglo XIX, sobre la que vemos cuadros del apostolado y del Cardenal Bueno Monreal, siglo XX, destacar también el cuadro de la Virgen del Rosario de Zurbarán.

Capilla de San José

– La Capilla de San Hermenegildo
Dedicada a este rey gobernador de Sevilla del siglo VI muerto en martirio, con retablo barroco rococó del siglo XVIII.
Le acompañan los apóstoles Santiago el Mayor y el Menor., junto al altar de la Santa Librada.

Destacamos el sepulcro del Cardenal Cervantes del siglo XV, obra maestra del escultor flamenco Lorenzo Mercadante de Bretaña y el más austero, el  sepulcro del almirante castellano del siglo XIII, Mathé de Luna, sobre el que se encuentra un cuadro de la Virgen de la Antigua.

Capilla de San hermenegildo sepulcro del Cardenal Cervantes

– La capilla de la Virgen de la Antigua
De mayor tamaño que las anteriores, con retablo de mármol, presidido por pintura mural bizantina del siglo XIV, una antigua y gran devoción de los navegantes y el pueblo sevillano.
Le acompaña San Joaquín y Santa Ana y sobre ellos, Cristo Salvador con los Santos Juanes , obras de Duque Cornejo del XVII.
A ello se añaden en los muros varios cuadros de Alonso Martínez, del mismo siglo.
A cada lado tenemos los sepulcros del cardenal Diego Hurtado de Mendoza  fallecido en el siglo XV, en la izquierda y el del arzobispo Luis de Salcedo y Azcona, fallecido en el siglo XVIII , este último gran devoto de esta Virgen, por lo que financió el retablo.
Está adornada con las banderas de los países sudamericanos y una placa recuerda que tras la gesta de la vuelta al mundo, Elcano y sus marineros se postraron frente a esta Virgen.
Tiene acceso directo a la puerta del Príncipe.

Capilla de la Virgen de la Antigua

Puerta del Príncipe o de San Cristóbal
Corresponde a la cabecera del crucero izquierdo,
A su lado lados dos altares góticos con rejas, Altar de la Concepción con la pintura de la Genealogía de Cristo, con Adán, llamado la gamba por la forma de la pierna de este.
Altar de la Virgen de la Piedad, pinturas renacentistas del siglo XVI.
Sobre la puerta un Reloj, con caja de madera de estilo neoclásico de  1.789.

Puerta de San Cristóbal

La Tumba de Cristóbal Colón
Del siglo XIX, está situada tras la puerta, en el lateral una enorme pintura mural manierista de San Cristóbal, pintado por Pérez de Alesio en el siglo XVI.

– La Capilla de los Dolores o Santo Tomé
Con retablo barroco donde podemos ver la Dolorosa, obra de Pedro de Mena y al Crucificado del siglo XVI.
Destaca la tumba del Cardenal Spínola, fallecido en 1906, posteriormente beatificado.
Da acceso a la Sacristía de los Cálices.
Entre las pinturas del siglo XVII, de autores italianos el entierro de Cristo, las negaciones de San Pedro, Jacob bendiciendo a sus hijos, el Ángel de la Guarda, Santa Ana y la Virgen.
Sobre la reja la vidriera del siglo XVI, representa el Lavatorio.

capilla de los Dolores

– La Capilla de San Andrés
Dedicada al  Cristo de la Clemencia o de los Cálices,  crucificado, una de las mejores obras de Martínez Montañés. En ella está los cuadros del martirio de San Andrés , el Calvario y se completa con varios los de Lucas Jordán, el traslado del Arca de la Alianza y el Cántico de la profética María, hermana de Moisés.
Sobre la capilla la vidriera de la Cena, del siglo XVI.

Capilla de San Andrés Cristo de la Clemencia

Se continúa con la zona de Tránsito a las Sacristías Mayor y de los Cálices, la Sala de Ornamentos y la Sala Capitular que tratamos en otro artículo.

– La Capilla de Mariscal
Al final del muro sur, con reja, donde se representa el Santo Entierro.

En el lateral el magnífico retablo renacentista de la Purificación de la Virgen, con las pinturas de la presentación de Jesús al templo, Santiago en la batalla de Clavijo,  San Francisco, San Ildefonso y Santo Domingo.

Desde esta capilla se accede a la Sala de  Ornamentos y Antecabildo.
Sobre la capilla, la vidriera de los desposorios de la Virgen.

Capilla de Mariscal Purificación de la Virgen

Zona Este. Plaza de la Virgen de los Reyes.

En la esquina sureste  tenemos la capillita de Santa Justa y Rufina, con imágenes de Duque Cornejo , siglo XVIII, son las protectoras de la Giralda.

Santa Justa y Rufina

Puerta de las Campanillas

Altar de Santa Bárbara
Renacentista del siglo XVI, dedicado a la Sagrada Familia, y   Espíritu Santo.
Se representa a Santa Bárbara, San Jerónimo,  San Lucas y San Marcos , pinturas renacentistas.
Se añade en un lateral la imagen de gran devoción de San Antonio chico.

San Antonio Chico

Ala izquierda de la Capilla Real

– Capilla del Cristo de San Pablo, también llamada de la Concepción Grande.
Destaca su reja y el retablo barroco, donde podemos ver a la Inmaculada, San Pablo y San José, obras de Alonso Martínez , siglo XVII
E Crucificado llamado, Cristo de San Pablo, es del siglo XVI,  le acompaña las imágenes de San Antonio y San Gonzalo.
En esta capilla se encuentra el sepulcro neogótico del cardenal del siglo XIX, Francisco Javier Cienfuegos y Jovellanos.
Se completa con el cuadro de la matanza de los inocentes. La vidriera interior representa el Martirio de San Pablo, siglo XVI.

 

Cristo de San Pablo

– Capilla Real, detrás del altar Mayor, renacentista, siglo XVI. Ver articulo de la Capilla Real y Virgen de los Reyes.


A la derecha de la Capilla 

– Capilla de San Pedro
Protegida por una espléndida reja del siglo XVII.
Tiene un magnífico retablo del siglo XVII, presidido por las pinturas de la Inmaculada San Pedro Papa, y representaciones de la vida de San Pedro, obras de Zurbarán y su escuela.
En ella está el sepulcro del arzobispo del siglo XV, Diego de Leza.
Se adorna con pinturas procedente del convento de la Merced sobre la vida San Pedro Nolasco y de San Pedro.
Sobre la capilla la vidriera de San Pedro, siglo XVI.

Capilla de San Pedro

– Altar de la Virgen de la Puebla o de la Asunción
Con un relieve del siglo XVI. de la Asunción de la Virgen, a su lado, San Ildefonso y San Diego de Alcalá.
Se completa con pinturas renacentistas, Profetas y Padres de la iglesia, el Bautismo de Cristo, Santa Catalina, Ángeles,  las Virtudes y El Padre Eterno.

Virgen de la Puebla

Puerta de Palos o de la Adoración

Altar de la Magdalena
Junto a la subida a la Giralda, renacentista, destacando las pinturas de la Anunciación y la aparición de Jesús resucitado a María Magdalena.

A su lado está el Retablo de San Sebastián.


En la zona norte (patio de los naranjos)

– Altar de la Virgen del Pilar
En el pasillo de paso al patio de los Naranjos rodeada por rejas.
Lo preside una imagen de 1500, junto a la puerta del Lagarto, acceso al patio de los Naranjos.

Virgen del Pilar

– Capilla de los Evangelistas
Con unas magníficas pinturas renacentistas de Hernando de Esturmio,  dedicadas a la Resurrección de los muertos y los santos protectores de muertes súbitas.
Podemos ver la Resurrección de Cristo, con Juan Evangelista y Mateo y la Misa de San Gregorio, con San Marcos y San Lucas.
En la parte baja están Santa Catalina con Santa Bárbara, San Sebastián con San Juan Bautista, San Antonio, Abad,y las Santas Justa y Rufina.
El pequeño remate está ocupado por el Espíritu Santo.
Podemos encontrar la pintura del martirio de San Pedro Arbués , siglo XIX.
En el interior la vidriera del Nacimiento de Cristo y en el exterior la Resurrección de San Lázaro.

Capilla de los Evangelistas

– Capilla de las Doncellas
Con dos entradas cerradas con reja. La principal con la Virgen de la Caridad acogiendo a las doncellas  y la lateral, con la Anunciación.
Presidida por un retablo barroco del siglo XVIII, en posición alta dedicado a la Anunciación a la Virgen en relieve, acompañada de pinturas de los apóstoles y los padres de la  iglesia.
En el lateral enmarcada, las dotaciones que tuvo esta capilla para dote de casamiento a las doncellas pobres.
También podemos ver relicarios y una pequeña imagen de la Inmaculada, llamada de los canónigos.
En el interior, la vidriera de la Virgen con las doncellas y la exterior dedicada a la Magdalena.

capilla de las Doncellas

El Altar de Plata
Cabecera del crucero derecho, delante de la Puerta de la Concepción, obra del siglo XVII, monumental desmontable,  para cultos extraordinarios como los actos al Santísimo Sacramento, que se expone en una gran custodia, custodiada por San Leandro y San Isidoro, todo ello realizado en plata.
En la parte alta un gran cuadro de la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción, obra de Alfonso Grosso siglo XX y una vidriera de la Ascensión de la Virgen.

Altar de plata

A cada lado des altares góticos cerrados con reja.
Altar de la Virgen de Durango
Decorado con un cuadro de la Asunción de la Virgen de Antonio Ferrari siglo XVIII.

Virgen de Durango

Altar de Virgen de Belén
Presidido por  cuadro de Alonso Cano, siglo XVII, sobre ella la Santísima Trinidad, de Virgilio Mattoni ,siglo XX.

Virgen de Belén

-Capilla de San Francisco
En el lado derecho un gran cuadro de la Apoteosis del Santo, obra de Herrera el Mozo, sobre el que se encuentra el cuadro de la imposición de la casulla a San Ildefonso de Valdés Leal.
En el frontal  la imagen del  Ecce Homo del siglo XVII, con los cuadros de la Conversión de San Pablo y la degollación de San Juan.
En el lado izquierdo retablo de  Santa Teresa del siglo XVII.
Las vidrieras están dedicadas a Santos franciscanos y a San Francisco la interior.

– Capilla de Santiago
Donde podemos contemplar el lienzo de Juan de Roelas, Santiago en la batalla de Clavijo , bajo el cuadro la Virgen de la Piedad.
Se completa con el cuadro del Martirio de San Lorenzo de Valdés Leal , la imagen moderna de Santa Ángela de la Cruz, una gran devoción sevillana, el relieve de la imagen de  la Vírgen del Cojín.
Incluye  el sepulcro del arzobispo Gonzalo de Mena, de 1401.

Capilla de Santiago

– Capilla de  Nª Srª de la Consolación de los apóstoles, conocida del canónigo Scalas.
Dedicada a la Virgen está representada con los apóstoles en alabastro,  sobre la tumba de este canónigo.
Destacar su reja, el relieve de la Virgen de la Granada y entre los cuadros la Virgen del Pópulo, la imposición del Palio a San Isidoro  y Abraham con los Ángeles, obras de Lucas Valdés.

Capilla de Scala

– Capilla Bautismal o de San Antonio
Separada por una reja decorada con los apóstoles.
Podemos ver dos obras maestras de Murillo, la Visión de San Antonio y el Bautismo de Jesús, destacar sus vidrieras, la pila bautismal y la imagen de la Virgen de los Olmos que estuvo colocada en la Giralda.

Capilla Bautismal San Antonio
Bautismo de Jesús Murillo

En la esquina nor oeste

– Retablo portada de la iglesia del Sagrario
Magnífica obra barroca donde ver a San Fernando en el centro y las Santas Justa y Rufina, San Leandro y San Isidoro a los lados. Sobre ella una vidriera de los Santos Juanes y los Arcángeles. Enfrente, una vitrinas con el Pendón de San Fernando y  con la Capa pluvial del rey Carlos V.

Puerta del sagrario

En la zona Oeste (Avenida de la Constitución).

– Capilla de los Jacomes
Con un cuadro de la Virgen de la Piedad de Juan de Roelas.

Capilla de Jacomes La Piedad

– Capilla de la Visitación
Con una destacada pintura renacentista de Villegas Marmolejo y el relieve de San Jerónimo, de Jerónimo Hernández.

catedral capilla de la Visitación
Puerta del Bautismo

– Capilla de  San Leandro,
Del siglo XVIIIdestaca la portada barroca que incluye los altares del Niño Jesús Mudo, siglo XVII, antigua devoción popular y de la Virgen de la Alcobilla, pequeña Piedad del año 1500, procedente de Alemania.
En el interior el retablo  barroco, con  imágenes de Duque Cornejo, siglo XVIII, que representan al Santo, San Fulgencio, San Antonio Abad y Santo Domingo en el ático.

Capilla de San leandro

Puerta Principal o de la Asuncion Grande.

– Altar de la Virgen del Consuelo con tabla del siglo XVIII y las imágenes de San Nicolás y San Agustín, siglo XVII.

– Altar del Ángel de la Guarda, con cuadro de Murillo.

Catedral de Sevilla Ángel de la Guarda

– Capilla de San Isidoro
Parecida a la de San Leandro , 
muy recargada, tanto la portada, la reja ,retablo y bóvedas.
En la portada retablo se incluye los altares de la Virgen de la Cinta y del Madroño, atribuidas al escultor Lorenzo Mercadante de Bretaña, siglo XV.
El retablo interior, obra de Simón de Pineda siglo XVII, está presidido por la imagen de San Isidoro ,junto a San Francisco, San Diego de Alcalá con San Fernando en el ático.

San Isidoro

Puerta de San Miguel o del Nacimiento

– Altar del Nacimiento
Con bellas pinturas del pintor renacentista Luis de Vargas, destacando la Adoración de los Pastores y los Evangelistas.

Altar del Nacimiento

– Capilla de San Laureano
Retablo barroco del siglo XVIII, con imágenes relieves y cuadros de la vida del Santo húngaro que fue obispo de Sevilla en el siglo VI.
Se complementa con las sepulturas del arzobispo Alonso de Egea, enterrado en 1.417 y del cardenal Joaquín Lluch y Garriga, fallecido en 1.882, esta última muy espectacular.
La vidriera superior representa a Santa Catalina, Santa María Magdalena, Santa Marta y Santa Margarita. Enrique Alemán, 1.485.
En la vidriera inferior está representado San Isidoro, San Laureano y San Leandro, siglo XVI, y en el exterior Santa Catalina, Santa María Magdalena, Santa Marta y Santa Margarita, siglo XV.

Capilla de San laureano

La Nave Central

Donde se ubican las construcciones más significativas de la Catedral, el coro, rodeado por órganos de grandes dimensiones.

Coro y organos
Coro

La Capilla Mayor

Con el retablo mayores el  más grande de toda la cristiandad, 400 m2 y 27 metros de altura, con más de 200 imágenes de Santos, cuya construcción se inició en el año 1480, finalizando en 1529, está rodeado por tres rejas de forja de estilo renacentista del siglo XVI.
Es una de las obras más relevantes en la historia del arte, realizado por numerosos artistas a lo largo de varios siglos y dedicado a la Asunción de la Virgen, que está rodeada de escenas de la vida de Jesús y del viejo testamento, una verdadera Biblia Dorada.
En la parte más baja del retablo, la Virgen de la Sede, escultura gótica del siglo XIII, que le da nombre al templo metropolitano.
En la parte superior el gran dosel-guardapolvo , donde se encuentra la imagen de la Piedad, con el apostolado y sobre ella sobresale de manera especial el Calvario con la escultura del crucificado Cristo del Millón, una obra gótica del siglo XII,  procedente de la primitiva mezquita catedral.

El Trasaltar, en el  muro trasero de la Capilla Mayor, frente a la Capilla Real, decorada con cincuenta y nueve estatuas de santos, obispos y reyes, la más conocida es la imagen de Nuestra Señora del Reposo.
En él se encuentra una Cripta funeraria neogótica, de los marqueses de Yanduri.

Altar mayor

El Coro y Trascoro

Situado bajo la nave central, está cerrado con una reja de estilo renacentista siglo XVI, con la representación del Árbol de Getsemaní, la sillería con 117 sitiales es de estilo mudéjar, decorada con relieves de escenas del Antiguo y Nuevo Testamento.

Los órganos de la Catedral situados sobre el Coro y sobre las capillas de los alabastros, fueron reconstruidos en 1901. Dos instrumentos gemelos enfrentados, el mueble es de 1724, la decoración y esculturas son del escultor Duque Cornejo. Se interpretan simultáneamente desde el mismo teclado.

En el Trascoro, bellamente decorado, destacan las capillas llamadas de Alabastro, todas protegidas con rejas.

Lado sur

Capilla de la Inmaculada, con la imagen de esta Virgen, obra cumbre de Martínez Montañes, también denominada «la Cieguita». La acompaña las imágenes de San Gregorio y San Juan Bautista.

La Inmaculada

Capilla de la Anunciación, con imágenes de  de Francisco Ocampo del siglo XVII.
Entre ambas la imagen de la Virgen de los Genoveses.

Lado norte

Capilla de la Virgen de la Estrella, imagen renacentista, siglo XVI.

Virgen de la Estrella

Capilla de San Gregorio, imagen del siglo XVIII.

San Gregorio Magno

 

En la parte posterior del trascoro, altar de la Virgen de los Remedios, pintura del año 1400, junto con los bustos de bronce de las Santas Justa y Rufina.

Trascoro Virgen de los Remedios

En el suelo de esta zona está el enterramiento de Hernando Colón, hijo del descubridor.


 

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos: