Ruta de Zurbarán en Sevilla

La Ruta de Zurbarán en Sevilla

Todas las obras de Zurbarán en Sevilla

Francisco de Zurbarán nació en la localidad pacense de Fuente de Cantos, el 7 de noviembre de 1598, falleciendo en Madrid el 27 de agosto de 1664. Es considerado uno de los más prestigiosos pintores del Siglo de Oro español. Contemporáneo y amigo de Velázquez, destacó en la pintura religiosa, que se caracteriza por su gran misticismo.

Fue la personalidad dominante en la pintura Sevillana durante el segundo tercio del siglo XVII.
Pintor de origen extremeño, se formó en Sevilla y en esta ciudad se estableció desde 1.616, convirtiéndose en el artista preferido de las instituciones civiles y religiosas. Su éxito se basaba en gran parte en el estilo naturalista sobrio, impregnado de una intensa espiritualidad, magnífico reflejo de la vida monástica española.

Trabajaría especialmente para los conventos sevillanos de los dominicos de San Pablo, Porta Celi, y Santo Tomas y para los cartujos.
También tuvo obras en los conventos de San Francisco, San Benito, San Agustín, La Merced, Santo y Capuchinos. Se nominó a sí mismo como «maestro pintor de la ciudad de Sevilla».

Abordaremos en este reportaje la ruta de Zurbarán por Sevilla, visitando aquellos lugares en los que hoy podemos contemplar sus obras.

Zurbarán era un maestro en muchos aspectos, pero fíjate bien en la calidad de la representación de los tejidos o en la dulzura de la piel de sus santas y vírgenes. Trabajó principalmente para órdenes religiosas.

Esta ruta que presentamos es autoguiada, pero podemos ayudarte a organizar una visita temática de Zurbarán por Sevilla, escríbenos a info@visitarsevilla.com


Zurbarán en el museo de Bellas Artes

En el gran museo sevillano podemos disfrutar de una importante colección de sus cuadros, que fueron trasladados de los conventos tras la desamortización de los bienes de la iglesia en el siglo XIX.

En la planta alta, la sala X está dedicada al pintor.

Destacan: de la Sacristía de la Cartuja de las Cuevas: San Hugo en el Refectorio de los Cartujos, La Visita de San Bruno a Urbano II y la Virgen de las Cuevas  de 1665. Veremos también La Apoteosis de Santo Tomás de 1.631, obra importante que fue destinada al Colegio Santo Tomás de Aquino.

San Hugo en el refectorio
San Hugo en el refectorio

Otros cuadros del autor son: San Jerónimo, San Gregorio y San Ambrosio, procedentes del convento de San Pablo ,figuras de intensa expresión.
Contemplar el magnífico Jesús Crucificado Expirante , El beato Enrique Susón y San Luis Beltrán, de la iglesia del convento de Porta Coeli.
No olvidar ver el Cristo Coronando a San José, del convento mercedario de San José.

En esta misma planta, sala VI, encontramos su serie de pinturas de Santas para el Hospital de las Cinco Yagas. Con sus vestimentas de época y sus bellezas candorosas. Ver nuestro comentarios de las Santas de Zurbarán.

Tenemos también el Cristo muerto de 1.630-35, para el convento de Capuchinos de Sevilla, impresionante obra en la que sobre un fondo oscuro destaca la figura de Cristo crucificado con cuatro clavos.

Cristo de Zurbarán
Cristo de Zurbarán

Contemplar también el Jesús entre los Doctores de 1629 y el San Carmelo  y San Pedro Pascual, de 1630, procedentes del  convento de la Merced de la Calzada, actual museo.

De su más destacado discípulo Bernabé de Ayala, disfrutar los cuadros de Santa Lucía y San Roque.


Parroquia de la Magdalena

Seguiremos la ruta hacia la parroquia de la Magdalena, iglesia del convento de San Pablo, para la que realizó varias obras, que hemos podido ver en el museo.
En la capilla sacramental encontraremos dos cuadros del pintor:  la curación del Beato Reginaldo de Orlean y Santo Domingo en Soriano, donde junto a la Virgen María aparecen María Magdalena y Santa Catalina.

Milagrosa Curación del Beato Reginaldo de Orléans
Milagrosa Curación del Beato Reginaldo de Orléans

Zurbarán en la Catedral

En la Catedral de Sevilla, en el retablo de la capilla de San Pedro, situada en el ala este, encontramos pinturas de Zurbarán de 1630, destacando una Inmaculada, en la Sacristía Mayor tenemos un Cristo, el cuadro de Santa Teresa y en la capilla de San Hermenegildo las Santa Engracia y Santa Rufina al estilo del pintor.

Hay otros  lienzos del pintor en el Palacio arzobispal:  Cristo atado a la columna con San Pedro, un retrato de Maese Rodrigo de Santaella, fundador de la Universidad de Sevilla, Santo Domingo de Guzmán y San Pedro Mártir.

Crucificado de Zurbarán en la Sacristía de la Catedral
Crucificado de Zurbarán en la Sacristía de la Catedral

Ayuntamiento

Cuenta con dos cuadros una Inmaculada y el retrato de Fray Pedro de Oña.

‘Fray Pedro de Oña’, de Zurbarán
‘Fray Pedro de Oña’, de Zurbarán

Hospital de los Venerables

En el Hospital de los Venerables – Fundación Focus, hay una bonita Inmaculada de Zurbarán procedente del Convento del Pópulo. La Virgen, estática y con mirada dirigida al cielo, gravita sobre una media luna y cuatro cabezas de querubines ante una masa luminosa de nubes doradas que resaltan su silueta.

Inmaculada del Hospital de los Venerables
Inmaculada del Hospital de los Venerables

Iglesia de San Esteban

Nos acercaremos a la Iglesia de San Esteban, en la calle Águilas. En su altar mayor hay varias importantes obras representando la visión de San Pedro y la conversión de San Pablo, entre otras.

En la cercana plaza de Pilatos se encuentra el Monumento a Zurbarán, realizado en 1929 para la Exposición Iberoamericana de Sevilla.
En el pedestal están los relieves de Santa Casilda, la Puerta de la Macarena, la Torre del Oro tal y el escudo de Fuente de Cantos.

Para finalizar el recorrido pasar por la Cartuja, cuya Sacristía estuvo decorada por los mejores cuadros del pintor, que hemos contemplado en el Museo de la ciudad.


Fuente de Cantos y Marchena

Como excursión fuera de la ciudad se puede conocer el Pueblo de Fuente de Cantos (Badajoz), a 114 km ( 1h 15 m), por la Autovía de la Plata. Allí se encuentra la Casa natal de Zurbarán,  con un pequeño museo recordatorio en homenaje a su pintor. Está en la calle Águilas, tradicionalmente conocida como calle “Barrigas”
De decoración sencilla, imita a la que el pintor reseñó en sus cuadros.

Otra interesante excursión es a Marchena a 60 km, donde en la sacristía de la iglesia de San Juan Bautista hay un museo dedicado a este pintor, con un total de nueve lienzos, el Crucificado, la Inmaculada,  San Juan Bautista , San Pablo y los Apóstoles, Juan , Pedro, Santiago el Mayor, Andrés  y Bartolomé.


Colecciones privadas

Que tengamos constancia de primera mano, existe en colección privada sevillana una maravillosa Santa Eulalia de Zurbarán de calidad superior a la del Museo de Bellas Artes. Es la imagen que ilustra este reportaje. También hay un San Francisco penitente con calavera,  muy buen representante de una de las series más emblemáticas del autor y su obrador.

Agradecemos a sus propietarios el privilegio de contemplar estas obras en persona.

Santa Eulalia de Zurbarán
Santa Eulalia de Zurbarán

San Francisco en meditación con calavera, de Zurbarán

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos: