IGLESIA DE SAN ANTONIO ABAD

Iglesia de san Antonio Abad – Hermandad del Silencio

La Iglesia de san Antonio Abad

Está situada en pleno centro de la ciudad, en la calle Alfonso XII, un templo muy visitado con gran trasiego de devotos. Es sede de la Hermandad del Silencio, fundada en el año de 1340, la más antigua de las que procesionan en la Semana Santa. Fue la adelantada de la defensa del Misterio de la Inmaculada.

Es fácil de visitar debido a su amplio horario de 10-14h y 18 a 21h.


🔴 Visitas particulares, Info: Email
Guías especialistas. Consulta visitas guiadas en iglesias y conventos de Sevilla.

🔔 ¿Más cultura y ocio en Sevilla?
Síguenos en Instagram

📅 Visitas guiadas en Sevilla
Consulta programa de visitas de grupos


Inicialmente se constituyó como la ermita de san Antonio Abad, sita donde se construyó en el siglo XIV el convento Hospital de san Antonio. Se trataba de un hospital para tratar el ergotismo, una enfermedad causada por la ingestión de alimentos contaminados con hongos, el “fuego de San Antón”. El hospital fue un hospital  regido por la Orden hospitalaria de san Antón, «Antoninos»  que se dedicaba en exclusiva a cuidar de estos enfermos, hoy día desaparecida.

Orden hospitalaria de San Antón

En el siglo XVI se trasladó a esta ermita la hermandad del Silencio, que se había fundado en 1356 en la iglesia del Ómnium Sanctórum, realizando ese año su primera procesión.
Adquiriendo la pequeña capilla del Santo Crucifijo y una parte del huerto del Hospital.
En el año de 1615  fue la primera hermandad que hizo voto para defender el misterio de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María-
Siendo hermano mayor el escritor Mateo Alemán. En el siglo XVIII  se reformó y se unieron la iglesia y la capilla de la Hermandad. En el siglo XIX, cerrado el hospital, fue ocupada por los franciscanos de san Diego, provenientes del convento del Prado de san Sebastián, que residirán en el convento hasta su extinción en 1835.

Posteriormente siglo XIX, se convirtió en parroquia tras el derribo de la cercana San Miguel.
Desaparecida la parroquia quedó como sede de esta hermandad, cuyos titulares son Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y María Santísima de la Concepción.

Es la más antigua hermandad de la semana Santa sevillana fundada en el siglo XIV en la iglesia del Ómnium Sanctorum, realizando su estación de penitencia la madrugada del Viernes santo.

Celebra los cultos del Cristo con un quinario a finales de enero, en junio el triduo al Santísimo sacramento, en septiembre el triduo  a la Santa Cruz de Jerusalén y en la fiesta de la Inmaculada, el triduo a la Virgen.

Se le une la devoción a la Inmaculada y San Antón en su festividad y es referente en las devociones populares a San Cayetano , Santa Rita de Casia y San Judas Tadeo.


Visitas

Amplio horario de apertura, de Lunes-Sábado 12:00 a 13:30 horas y 19:00 a 20:30 horas. Domingos: 11:30 a 13:30 horas y 19:00 a 20:30 horas.
Situada en la calle calle Alfonso XII,  nº 3  teléfono 954 22 97 54.


Exterior de la Iglesia

La fachada da a dos calles. En la calle El Silencio, que corresponde a los pies de la nave de la hermandad, posee una portada moderna sencilla. Sobre el arco vemos un pequeño azulejo de la Inmaculada Concepción. En el muro de la derecha poder ver un retablo cerámico de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el Nazareno del Silencio.

Portada
Portada

La fachada de la calle Alfonso XII corresponde a la entrada principal de la iglesia. Su portada es del siglo XVIII, con un tímpano partido que aloja un arco de medio punto con pintura de Fray Diego de Alcalá y a cada lado los escudos de la hermandad del Silencio. En el muro, a la derecha, se ubican un retablo cerámico de la Virgen María Santísima de la Concepción, una de las titulares de la hermandad del Silencio.

Esta puerta da accesos a un patio o compás, donde podemos ver a Santos de gran devoción en la ciudad.

En el primer tramo, cubierto, hay dos pequeños retablos; a la izquierda el dedicado a San Cayetano y a la  derecha Santa Rita de Casia,  junto al acceso de la iglesia, en un lateral se encuentra la pequeña imagen de san Judas Tadeo, abogado de las causas imposibles, de gran veneración popular.

En la zona descubierta junto con una Cruz de hierro hallamos los retablos cerámicos de la Virgen del Carmen, de la Inmaculada y de San Antonio María Claret.

En esta zona se encuentra la Tienda de Recuerdos de la hermandad del Silencio.


Interior de la Iglesia y Retablo Mayor de la Capilla Hospitalaria

Consta de una sola nave, bellamente decorada, la bóveda  decorada con pinturas murales, recientemente restauradas, obras de Domingo Martínez y Juan Espinal, realizadas en el siglo XVIII y ocultadas con pintura en 1834, representan con su escudo, al Rey Felipe V, San Pablo, San Marcos y el escudo de la orden de los Antoninos, junto a los Ángeles que portan atributos de San Antón.
Al fondo en el coro, podemos ver la Virgen con el Niño ,San Andrés y Santiago.

El presbiterio la bóveda está decorada con pinturas murales donde están representado Dios Padre, Jesucristo la Virgen María y numerosos Ángeles.

El Retablo Mayor es de estilo barroco, del siglo XVII, presidido por Nuestro Padre Jesús Nazareno abrazando la Cruz. Es una imagen de Francisco de Ocampo  del siglo XVI.

A cada lado se muestran las imágenes de san Antonio Abad, obra de Francisco Ruiz Gijón y del Beato Juan de Prado.
En el ático, la Cruz junto a san Juan Nepomuceno y san Buenaventura.

San Antonio Abad capilla Hospitalaria

En el  lateral del presbiterio, un cuadro de Jesús con la Cruz y la Verónica y en los muros laterales, las imágenes de la Virgen María y San José  sobre peanas, obras de Juan Martínez Montañés realizada 1.607.

San Antonio Abad Martínez Montañés

Lado derecho, del Evangelio

Capilla  cerrada con reja sin uso para culto.

La Santa Cruz del siglo XVII, portada por el Nazareno en el  paso procesional, procedente de México fue fabricada en madera de teca y revestida con carey. Es acompañada de dos Ángeles, obra de Pedro Duque Cornejo, realizados en el XVIII.

Cruz de Carey

Lado izquierdo, de la Epístola.

Arco de acceso a la Capilla del Cristo.

Retablo de la Virgen del Alma Mía. Nombre popular de esta Inmaculada del siglo XVII procedente del convento franciscano de san Diego. Es de autor flamenco, que le dio el nombre al salvar la vida de su hijo tras un accidente. Es una de las tallas de la Inmaculada más antigua de Sevilla. A su lado se hallan imágenes de santa Ana y san Joaquín. En el ático, san Miguel, santa Bárbara y san Rafael.

En el muro derecho un cuadro del Calvario.

Sotocoro

Con un arco de medio punto sostenido por columnas, lo cubre  bóveda en forma de pañuelo decorada con pinturas murales, tales como  las tentaciones de san Antonio Abad , el cuadro de la Virgen con el Niño y San Juanito y  los Ángeles.

Retablo altar de san Antonio de Padua,  barroco neoclásico del XVIII el santo es acompañado de san Francisco de Paula y san Francisco de Asís.

San Antonio Sotocoro

Retablo con pintura de la Virgen del Carmen. En él socorre a las ánimas del purgatorio. Es una obra del siglo XIX, con seis pequeñas pinturas de la Virgen y diversos Santos.


Interior de la Capilla de Jesús Nazareno o del Santo Crucifijo

Es de planta rectangular, aunque más larga que la del antiguo convento. el presbiterio está cubierto con una bóveda de media naranja.
Los retablos se alojan en los muros laterales sobre los que hay balconadas decoradas con nazarenos de la hermandad del Silencio. A los pies se sitúa la portada que se abrió en el XIX.

san Antonio Abad capilla del Nazareno

El Retablo Mayor, está decorado con las partes plateadas del antiguo paso de palio de la Virgen, diseño del pintor Alfonso Grosso. Lo preside la Virgen de  la Concepción, obra de Sebastián Santos Rojas, de 1954, acompañada de san Juan Evangelista, una imagen de Cristóbal Ramos, del siglo XVIII.

La Hermandad del Silencio

Lado derecho, del Evangelio

Arco de comunicación de las capillas.

Retablo del Cristo de la Buena Muerte. Es una talla anónima, realizada a mediados del siglo XVIII. Le acompañan las figuras de dos ángeles.

san Antonio Abad Cristo de la Buena Muerte

Hornacina con el busto de un Ecce Homo, sobre el que podemos ver un cuadro de san José.

Al final de la nave vemos los cuadros de Cristo con la Cruz a cuestas y un retrato de san Antonio María Claret, hermano de la Archicofradía.

Lado izquierdo, de la Epístola

En el presbiterio vemos la Cruz de Guía de la Hermandad, que representa a la Cruz de Jerusalén, uno de los titulares de la misma.

Retablo de la Virgen de la Antigua. Es un icono copia de la imagen de la catedral. A ambos lados se sitúan sendas tallas que representan a san Joaquín y santa Ana.

Virgen de la Antigua

Retablo de san José con el Niño. De estilo barroco, realizado en el siglo XVIII. Se atribuye la imagen a Montes de Oca.

Al final de la nave el cuadro de la Crucifixión.


Ubicación

[spacer size=»29″]


Devoción a san Antonio Abad en Sevilla

El día 27 de enero es la festividad de san Antonio Abad o san Antón, nacido en Egipto en el siglo II, vendió todas sus posesiones, entregó el dinero a los pobres y se retiró a vivir al desierto, donde un cuervo , según la tradición, alimentaba diariamente a Pablo entregándole un pan.
Fue uno de los primeros monjes cristianos, fundador del movimiento eremítico,  Es muy querido al ser el patrón de los animales y en Sevilla de los cordoneros. Se representa con el hábito de la orden hospitalaria de su nombre y con un cerdo a sus pies.
Bajo su advocación  se fundó en1095, la Orden Hermanos Hospitalarios de San Antón, ya referida.

Se representa anciano con el hábito negro de los Hermanos Hospitalarios junto a un Cuervo o cerdo y la Tau o la Cruz egipcia.

Lo podemos ver su imagen en la Iglesia descrita, en la Catedral lo encontramos en las capillas de san Leandro y san Francisco. En el museo de Bellas Artes hay una tabla donde se le representa junto a san Cristóbal, obra de del siglo XV, de Juan Sánchez Castro, que proviene del antiguo convento de san Benito.

museo de bellas San Antón

Hay otras imágenes en el altar de la Inmaculada de la iglesia la Anunciación, en la capilla del Baratillo, con San Pablo eremita alimentado por un cuervo, cuadro de Pedro Campaña en la iglesia de san Isidoro y en un cuadro de Valdés Leal de la capilla de la Quinta Angustia de la Magdalena.

San Pablo y San Antonio Abad iglesia de San Isidoro

También se encuentra en la capilla de San Bernardo  hermandad de la Pastora de Santa Marina.
En diferentes iglesias como en la parroquia de san Lucas del barrio de Amate, parroquia del Corpus Christi o la Capilla de San Bernardo, celebran su festividad con el acto religioso de la presentación de los animales domésticos.

Carmona ermita de San Antón

Tiene dedicada la parroquia de la población de Pruna, en la sierra sur de la que es el patrón y una ermita en Carmona, lugar donde se situó el campamento cristiano en la reconquista.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 3.9 / 5. Votos recibidos: 14

Nadie ha votado todavía, puedes ser el/la primero/a