IGLESIA DE SAN ISIDORO EN SEVILLA

Iglesia de san Isidoro en Sevilla

Iglesia de San Isidoro

Esta iglesia pertenece al grupo de parroquias fundadas tras la conquista de la ciudad en 1248. La iglesia actual se construyó a mediados del siglo XIV. Es de estilo gótico-mudéjar. A finales del siglo XVI o principios del XVII se reformó, completandose durante el siglo XVIII. Fue restaurada en la segunda mitad del siglo XX. Por su situación en un barrio tradicional de la ciudad habitado por la burguesía adinerada, la iglesia se caracteriza por sus capillas y retablos de calidad.


Hermandades y devociones

Es sede de la Hermandad de penitencia de Jesús de las Tres Caídas y la Virgen de Loreto, fundada por los cocheros en el siglo XVII. La Hermandad organiza el culto al Cristo en Cuaresma y el de la Virgen en diciembre.

Cristo de las Tres Caídas Hermandad de San Isidoro

Está fusionada con la Hermandad Sacramental de las Ánimas Benditas y Nª Srª de las Nieves. Ésta última organiza cultos antes del miércoles de ceniza y, con gran solemnidad, la procesión del Corpus Christi.

También es Sede de la Hermandad de Gloria de la Virgen de la Salud, fundada en el siglo XVII, devoción de su barrio, que procesiona en mayo. El Cristo del Perdón es un crucificado que despierta gran devoción entre los fieles; es obra de un discípulo de Martínez Montañez; se le rinde culto , un triduo en cuaresma.


Horario de visita

Está  situada entre las calles Luchana y San Isidoro, muy cerca de la céntrica plaza de la Alfalfa y al final de la Cuesta del Rosario.
Horario limitado a los cultos: de Lunes a sábado de 10:00 a 11:00 horas y de 19:30 a 20:45 horas y domingos de 11:30 a 13:45 horas.
Misas diarias a las 20,00 h y domingos a las 12 y 13 h,
Confirmar en Archidiócesis de Sevilla o telf, 954225313.


Exterior de la Iglesia

La Iglesia de San Isidoro presenta tres portadas. La más interesante es la del lado de la Epístola, con orientación sur. Es de estilo gótico, con un arco apuntado y una moldura de terminación triangular. En ella podemos apreciar la estrella de Salomón, símbolo judío. Sobre ella la torre campanario, de estilo barroco, es del siglo XVIII. La torre está decorada con azulejos, en los que se representa a San Isidoro, San Leandro y Santa Justa. La portada de los pies de la nave, es más sencilla, de estilo gótico mudéjar.

Puerta de la Epístola

La puerta que se abre a los pies del muro de la nave del Evangelio, con orientación norte, es sencilla y data del siglo XVIII. Junto a esta puerta podemos ver una pequeña plaza. En ella destaca una gran cruz de forja frente al saliente de la fachada trasera de la capilla Sacramental. Dicho saliente está coronado por un frontón triangular, que decora una pintura sobre el Santo Sacramento. En  el muro  el exterior destacar los azulejos del Cristo de las Tres Caídas, de la Virgen de Loreto y de la Virgen de la Salud.

 

Distribución interior de la Iglesia y Altar Mayor

El templo presenta planta rectangular con tres naves, crucero y capillas laterales. La nave central se cubre mediante una armadura de madera. La nave central culmina en un presbiterio de pequeño tamaño donde se ubica el Altar mayor. En él se ubica un magnífico retablo del siglo XVIII, obra de Felipe Fernández del Castillo. Un gran lienzo representa el Tránsito de San Isidoro, de Juan de Roelas, realizado en 1613; en la parte baja, el Santo es consolado por religiosos y seglares y en la parte alta, el  cielo, lo espera Jesucristo y La Virgen.

Parroquia de San Isidoro Sevilla Tránsito de San Isidoro

El altar está decorado con columnas y en su marco encontramos relieves de la vida de San Isidoro. En el ático las imágenes de Dios y los arcángeles, obras de Benito de Hita y Castillo, del siglo XVIII. La bóveda tiene  pinturas murales que rodean a los bustos de San Fernando y San Hermenegildo. En el banco, sendas imágenes de San Pedro y San Pablo. De gran calidad es la orfebrería del sagrario y el altar, que incorpora una reliquia del santo.

Nave del Evangelio

Se encuentra a la derecha del Altar Mayor. En la cabecera hallamos la Capilla del Cristo de la Sangre o de los Maestres; imagen gótica del siglo XIV. El retablo está decorado con azulejos y los cuadro de la Inmaculada y San Antonio.

Cristo de la Sangre

A continuación tenemos el Altar de la Inmaculada, de sencilla composición.

La Capilla Sacramental. Se trata de una joya del barroco sevillano del siglo XVIII. El altar, las paredes y la bóveda son obra de Jerónimo Balbás y Duque Cornejo. Sobre la entrada, protegida por una reja, se vislumbra el cuadro de la Alegoría de la Eucaristía, de la escuela de Lucas Valdés. También el cuadro denominado el Tránsito de la Virgen.

El retablo, profusamente decorado, lo preside la Virgen de las Nieves, titular de la hermandad Sacramental. Es una imagen sedente, tipo fernandina, del siglo XVII, con el Niño en sus brazos. A su lado las imágenes de San Sebastián, San Roque y, en el ático, el Niño Jesús. Una imagen, este Niño Jesús, de la escuela de Martínez Montañés, del siglo XVII. Procesiona el día del Corpus y lo acompañan el Padre Eterno, Santo Tomás de Aquino y San Ignacio. En los laterales los cuadros del Traslado del Arca de la Alianza y la Entrega por Melquisedec de los Panes de la Propiciación, de la escuela de Lucas Valdés.

Capilla de la Virgen de las Nieves

Capilla de la hermandad de las Tres Caídas. Posee reja y, en su retablo barroco, el Cristo Caído es obra de Alonso Martínez, del siglo XVII. Le acompañan San Isidoro y San Leandro.

Capilla de la Hermandad de las Tres Caídas

La Virgen de Loreto. Se presenta a los devotos en un retablo lateral. Es una magnífica imagen del siglo XVIII, reformada posteriormente por Sebastián Santos. Es patrona del ejército del Aire, que en representación la acompaña en Semana Santa. En el muro lateral se halla el magnífico sepulcro del obispo Gonzalo de Herrera y Olivares, del siglo XVI.

Hermandad de San Isidoro Virgen del Loreto

Retablo de San AntonioDe estilo barroco, presenta una imagen moderna del Santo.

Parroquia de San Isidoro Sevilla San Antonio

A los pies de esta nave se sitúa la capilla Bautismal, o de la Milagrosa, de estilo mudéjar. En ella se encuentra la Virgen Milagrosa, las imágenes de San Isidoro y San Leandro  y el cuadro del Bautismo de Jesús, copia de la obra de Murillo, cuyo original se encuentra en la catedral.

Nave de la Epístola

Está situada a la izquierda del Altar Mayor. En la cabecera de esta nave de la Iglesia de san Isidoro se encuentra la Capilla de los Villalpando. Se muestra cerrada por una reja, de estilo barroco, del siglo XVII. Sus paredes están decoradas con azulejos del siglo XVI. Está dedicada a San Alberto Magno, imagen de Benito Hita del Castillo, del siglo XVII, que preside el retablo barroco. Junto al santo podemos ver los cuadros de la Resurrección, San Antonio y Santa Inés.

San alberto Magno, Iglesia de San Isidoro
San Alberto Magno , iglesia de San Isidoro

Retablo de San Pedro el Ermitaño y San Antonio Abad, con una magnífica pintura renacentista del siglo XVI.

San Pablo y San Antonio Abad

Retablo de San JoséDe estilo barroco, destaca la imagen del titular, obra de Montes de Oca, del siglo XVIII.

Parroquia de San Isidoro Sevilla San José

Capilla de la Virgen de la Salud. De estilo mudéjar. Su bóveda está decorada con adornos geométricos. La Virgen es una talla completa del siglo XVI con Niño Jesús; Él, objeto de mucha devoción popular, recibe el nombre del Dulce Nombre de Jesús o el Chato de la Costanilla, nombre antiguo del barrio. Completan el conjunto los arcángeles San Miguel y San Rafael.

Virgen de la Salud

En la entrada de la puerta de la epístola, podemos ver la imagen del Cirineo, de la hermandad de las Tres Caídas, obra maestra de Francisco Ruiz Gijón.

Parroquia de San Isidoro Sevilla Cirineo

Retablo del Crucificado. En la actualidad ocupado por el Cristo del Perdón, crucificado del siglo XVII, sobre el que se encuentra el cuadro de la Anunciación.

Crucificado

A los pies de la nave se halla el Retablo de las Ánimas. La curiosa pintura del Despedimiento o despedida de Jesús de su madre, la Virgen María, que perteneció a una antigua hermandad que daba culto a ese episodio.


San Isidoro de Sevilla

Hispano visigodo, nacido en Cartagena, en el siglo VI. Fue arzobispo de Sevilla durante 37 años. Era hermano del también arzobispo San Leandro, Santa Florentina, San Fulgencio y Teodora. Junto al primero aparece en el escudo de la ciudad; Teodora se desposó con el rey Leovigildo, por lo que es tío de los reyes San Hermenegildo y Recaredo, hijos de este rey.

Es considerado Doctor de la iglesia, fue gran escritor y recopiló los conocimientos de su época en su obra Las Etimologías. Es uno de los grandes Santos de la ciudad, el último de los grandes filósofos y teólogo antiguos y de los grandes Padres de la Iglesia. Promovió la unidad católica del pueblo visigodo y es considerado patrón de Internet. Es frecuente ver su representación en diferentes iglesias de la ciudad, con vestiduras de obispo y sus atributos.

San Isidoro del Campo iglesia Vieja

Es un santo muy presente en el arte sevillano. Tiene capilla en la Catedral (lado oeste), y su imagen con báculo y libro, sus atributos, procesiona todos los años en el Corpus Christi; en la sala capitular está su retrato, obra de Murillo; hay una escultura en la puerta del Bautismo; aparece en el cuadro de la Imposición del Palio en la capilla Bautismal, obra de Lucas Valdés; y también lo encontramos en los muros de la Capilla Real.

En  la calle Cardenal Cisneros fundó el primer seminario conocido y en la iglesia de San Vicente , situada en esta calle, hay una lápida recuerda que en ella ocurrió el tránsito del Santo al Cielo, y . La hermandad de los Estudiantes tiene una reliquia que procesiona en el paso de la Virgen de las Angustias. En la iglesia del hospital de la Misericordia se encuentra en el altar mayor.

En su honor, la familia Pérez de Guzmán, fundaría el Monasterio de San Isidoro del Campo en Santiponce. Está situado sobre la ermita en la que estuvo enterrado hasta su traslado a León. Su imagen, obra de Martínez Montañés, preside el altar mayor de la iglesia vieja. En la sala capitular hay un cuadro del obispo y en los muros del refectorio hay varios cuadros sobre su vida. Hablamos de El milagro de las abejas, En el pozo, Investido obispo, El tránsito, Ante el rey de Sevilla y El traslado de sus restos a la catedral de León.


Virgen de Loreto

Celebran su onomástica el día 10 de diciembre que coincide con la festividad de Traslación de la casa de Nuestra Señora a Loreto. Hay dos advocaciones a las que se da culto.

La Virgen de Loreto es una devoción italiana. Según la tradición, aparecida en esta localidad, en el siglo XIII, al haber sido llevada en la casa de Nazaret, por los Ángeles. Es patrona de la Aviación. Su parroquia está en el Acuartelamiento de Tablada, donde hay dos imágenes de esta Virgen. Celebran cultos en estos días y existe un cuadro de su milagro en la capilla de Santa Bárbara.

Tablada Virgen del Loreto

En la Iglesia de San Isidoro está la imagen de la Virgen de Loreto dolorosa, del escultor Pedro Roldán. Sigue la tradición italiana y es titular de la Hermandad de las Tres Caídas. Procesiona el Viernes Santo tarde.

Hermandad de San Isidoro Virgen del Loreto

Otra devoción es a la imagen que se apareció en el año 1384 en Espartinas, en la hacienda el Loreto. En el lugar se construyó posteriormente una iglesia y convento franciscano, que desaparecería con la desamortización del siglo XIX. La devoción por la patrona de Espartinas volvió con más fuerza desde el año 1881, cuando una comunidad franciscana regresó al municipio y se retomaron las peregrinaciones a este centro espiritual aljarafeño. En 1925 se fundó la hermandad, organizándose en octubre su romería. En 1950 tuvo lugar su coronación canónica y en 1959, el papa Juan XXIII la proclama Patrona del Aljarafe.

Virgen del Loreto Espartinas

En la iglesia de San Francisco de Morón de la Frontera, tiene su sede una hermandad de penitencia con titular bajo la advocación de Nª Srª de Loreto en su Soledad. También vemos su imagen en la iglesia de Santa Cruz de Écija, donde le dan culto la asociación de aviadores de esa ciudad.

Cabe mencionar también la devoción de la orden del Instituto de la Bienaventurada Virgen María o de Loreto, «las Irlandesas». Entre sus colegios de Sevilla tienen uno con el nombre de la Virgen de Loreto.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos: