La Iglesia de San Pedro

La Iglesia de San Pedro

La Iglesia de San Pedro

La iglesia parroquia de San Pedro está dedicada al principal apóstol de Cristo. Ver articulo de la Ruta de San Pedro y San Pablo en Sevilla.
Situada en el centro de la ciudad, en la Plaza de San Pedro, es de estilo gótico-mudéjar y fue construida en el siglo XIV y reformada en los siglos XVI y XVIII.
En esta iglesia fue bautizado el pintor Velázquez , vecino de esta parroquia, el día 6 de junio de 1.599. En su interior hay una lápida conmemorativa.


Hermandades y devociones

Hay tres Hermandades en la parroquia.

Hermandad de nazarenos del Cristo de Burgos, Negaciones y Lágrimas de San Pedro y Madre de Dios de la Palma,  fundada en el siglo XIX. Procesiona el miércoles Santo. Realiza los cultos al Cristo en enero, a la Virgen en septiembre y a San Pedro en junio.

Hermandad Sacramental de San Pedro,  que da culto al Nazareno de la Salud y realiza procesión sacramental en junio.

Hermandad de la Virgen del Pilar, fundada por los caballeros aragoneses que vinieron a la conquista de Sevilla,  procesiona en octubre. Visitar el articulo de Sevilla en el puente del Pilar.


Visita

Amplio horario de apertura: lunes a jueves, sábados y domingos  de 8,30 a 13,00 h y de 19 a 20,30 h., viernes 8,30 a 11,30h,.
Pueden variar: consultar la  web de horarios de apertura de templos de la diócesis de Sevilla.


Exterior

El edificio consta de tres naves, dos portadas y una torre con campanario.

La fachada principal, en la calle Santa Ángela de la Cruz es del siglo XVII y de estilo mudejar mudéjar, con 3 vidrieras donde podemos ver a San Pedro, y las de los lados a San Pablo y San José.
La puerta es barroca y junto a ella tenemos el azulejo de la Virgen Madre de Dios de la Palma y en el jardín la estatua de Santa Ángela de la Cruz.

En la fachada de la Plaza de San Pedro, en ella se encuentra la segunda portada, barroca, muy decorada, con varios escudos y una hornacina en la que se halla una estatua en piedra de San Pedro
En esta fachada podemos ver los azulejo del Cristo de Burgos el popular azulejo de las Ánimas y de la Virgen del Pilar.

La torre situada junto a la puerta lateral tiene dos cuerpos: el primero es el más antiguo, de estilo  mudéjar y  el segundo cuerpo es de las campanas, barroco del siglo XVI, sobre el que hay un capitel de azulejería.


Interior

La iglesia consta de tres naves separadas por arcos góticos sobre pilares rectangulares y techo con artesonado de madera y el presbiterio cubierto por bóveda.

El retablo mayor  es del siglo XVII, barroco y decorado con columnas. Consta de dos cuerpos de tres calles y ático.
El primer cuerpo lo preside la imagen de San Pedro Papa,  obra de Andrés de Ocampo, siglo XVI.
En las calles laterales podemos ver escenas de la vida del Santo, como la entrega de las llaves, Caída de Simón Mago, Pedro Andando sobre las aguas, Liberación de San Pedro, Quo Vadis Domine y La Visión de Joppe.
El segundo cuerpo lo preside la Asunción de la Virgen y un Crucificado en el ático.

Los muros del presbiterio están decorado con los cuadros del apostolado del siglo XVII.


Lado Izquierdo

Retablo de Inmaculada, en la cabecera. Es neogótico. La Virgen está rodeada por tablas pintadas de los arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael, el Santo Ángel de la Guarda y la Sagrada Familia.

Capilla de Nuestra Señora del Pilar, protegida con reja de retablo neoclásico de 1.922, presidido por una pequeña imagen de  la Virgen al estilo sevillano siglo XVIII, atribuida a Benito Hita del Castillo.
A los lados vemos a San José con el Niño y San Nicolás de Bari y a los pies Santiago rezando.
Esta Virgen tiene hermandad propia que realiza los cultos y la procesiona en octubre.

Capilla del Cristo de Burgos, cerrada con reja, con la imagen de este Cristo, del siglo XVI,  de Juan Bautista Vázquez el Viejo, muy modificada en el siglo XIX, copia del que existía en el convento agustino y en su monasterio de Burgos,  de gran devoción Sevilla, España y Hispanoamérica.
A cada lado, los otros titulares de la hermandad, la Virgen Madre de Dios de la Palma, imagen de Gutiérrez Reyes,  siglo XIX y San Juan Evangelista.  A los pies talla de Niño Jesús.

Altar de Santa Ángela de  la Cruz fundadora de las Hermanas de la  Cruz, cuya casa matriz está muy cerca de esta iglesia.

Capilla de la Virgen del Rosario, con reja, retablo neoclásico.  La imagen de la Virgen es del siglo XVIII, y tiene a cada lado a  San Rafael y el Ángel de la Guarda y en el ático San Juan Nepomuceno.

Capilla Bautismal,  de planta cuadrada y bóveda de crucería, decoración al estilo gótico-mudéjar con una del Bautismo de Jesús.

Retablo de la Virgen de la Paz, a los pies de la nave, con pinturas de Pedro Campaña del siglo XVI,  rodeada de tablas pintadas, con la Anunciación de la Virgen, retratos del donante y su familia.


Lado derecho

Retablo de San Antonio de Padua  de estilo neogótico en la cabecera del XIX. Está rodeado de  cinco tablas pintadas de San Hermenegildo, San Fernando, San Leandro y San Isidoro, con Santa Teresa de Jesús coronando el altar.

Capilla Sacramental. Mudéjar, del siglo XIV. Planta cuadrada con bóveda bellamente decorada, propiedad de la hermandad Sacramental de esta parroquia.
Presidida por el Nazareno Jesús de la Salud, obra de 1.636 de Felipe de Ribas,  a sus lado San Roque y San Sebastián atribuidos a Duque Cornejo.
Completan el conjunto  los cuadros de la Santa Faz, de Zurbarán, La Negación de San Pedro, Alegoría de la  Eucaristía, de Lucas Valdés, una Inmaculada y un retrato de San Fernando.

Capilla de las Ánimas, protegido por reja, de pequeño tamaño, donde se representan a las Ánimas  en el Purgatorio, siglo XVII.

Capilla de San José, cerrada por una reja, presidida por San José, obra de Juan de Astorga  siglo XIX, a cada lado, San Joaquín y Santa Ana.

Capilla de la  Hermandad de los Sacerdotes de San Pedro ad Vincula, hoy fusionada con la Universidad de Curas de Sevilla.
Cerrada por reja, donde destaca el cuadro de Juan de Roelas  siglo XVII, de La Liberación de San Pedro por un Ángel.
Podemos ver varios cuadros sobre la vida de San Pedro y un arca de madera dorada, donde se conservan unas cadenas en las que se fundieron limaduras procedentes de las cadenas originales de Pedro.

Altar de la Virgen de Fátima.

Retablo de la Crucifixión de Cristo siglo XVI, a los pies de la nave, pinturas en tabla,  rodeado por la Magdalena, San José con el Niño, Adán y Eva y La Visitación.

En los pies de la iglesia destacar el cajón  de la puerta principal,  el Coro y el  órgano. decorado de madera tallada.


Ubicación


 

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos: