La Iglesia del Buen Suceso

Iglesia del Buen Suceso

Iglesia situada en la plaza de igual nombre, cercana a la parroquia de San Pedro, construida bajo diseño de Leonardo de Figueroa a finales del siglo XVII, por la orden hospitalaria de los Enfermeros Obregones, para el Hospital del Buen Suceso o de Convalecientes.
Fue cerrado en el siglo XIX para ser nuevamente ocupado desde 1898 hasta nuestros días por la orden de los Carmelitas Calzados,  procedentes del convento de San Alberto, siendo parcialmente destruida con la quema de imágenes en la guerra civil de 1936 y posteriormente restaurada.


Devociones

Los Carmelitas, destacando la Virgen del Carmen y el precursor de la orden: el profeta Elías, especialmente durante sus festividades del mes de julio, saliendo en procesión la Virgen en algunas ocasiones.
Es la sede de  la Tercera Orden Carmelita de la antigua observancia.
Se añade la devoción a Tito Brandsma, mártir de los campos de concentración nazis.


Horario

Visitar con ocasión de las Misas, Diario L-V mañanas a las 10 h y tardes a las 20,30h. sábados a las 20,30 h y domingos a las 11,30, 12,30 y 20,30 h.


Iglesia

Exterior

La portada barroca es de ladrillos con un gran portón en la parte baja. La zona alta está presidida por una hornacina con las imágenes modernas de la Virgen del Carmen,  acompañada por San José  y el profeta Elías. Sobre ellas una vidriera con el escudo del Carmelo.

Interior

Iglesia de interior barroco, con original efecto envolvente, donde podemos ver imágenes de gran calidad procedentes del convento de San Alberto y pinturas de Domingo Martínez, de la escuela sevillana del siglo XVIII.

Se accede por los pies de la única nave rectangular, siendo característico los conjuntos de columnas de mármol rojo que sujetan la cúpula y las tribunas, todo  profusamente decorados en el siglo XX, con motivos carmelitas.
La nave está cubierta por una bóveda decorada con el fresco de la Apoteosis del Carmelo. Podemos ver al profeta Elías en el carro de Fuego y a San Eliseo.
El crucero se cubre con una cúpula circular, dedicada  santos y beatos carmelitas.

Retablo Mayor: barroco y presidido por la Virgen del Carmen, talla de Darío Fernández, siglo XX. El retablo está decorado con pinturas que representan la Genealogía de Cristo, desde Abraham a San José y con tres escenas de  la historia de la Virgen del Buen Suceso.
En el ático, imágenes de Elías y Dios Padre.

Lado de la epístola

Retablo de Santa Teresa, en madera no dorada, con imagen de Alonso Cano, siglo XVII. Sobre ella el cuadro de la Coronación de la Virgen.

Retablo de Santa Ana con la Virgen Niña, conjunto de Martínez Montañés del siglo XVII. Le acompaña imágenes de San José y San Francisco, sobre ella la pintura de de los desposorios de la Virgen, del siglo XX.
En el muro está el Beato Nuño de Pereira y Santa Margarita Redi.

Lado del Evangelio

Retablo de San Alberto de Sicilia, obra de Alonso Cano, siglo XVII, sobre la que podemos ver la Presentación de la Virgen al templo.

Retablo del Crucificado, imagen del siglo XX, le acompaña San Juan Evangelista y María Magdalena.
En el muro  Santa Teresita de Lisieux y Beato Juan Soreth, este último refundador de la orden carmelita en el siglo XIII.

Se completa con el Coro.


Ubicación


 

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media / 5. Votos recibidos:

La Iglesia del Buen Suceso

Iglesia del Buen Suceso Iglesia situada en la plaza de igual nombre, cercana a la parroquia de San Pedro, construida bajo diseño de Leonardo de Figueroa a

Puntuación del editor:
0