Cantillana

Cantillana

Cantillana es un municipio de 11.000 habitantes situado a 31 kilómetros de Sevilla, en la vega del Guadalquivir y cerca de la desembocadura del río Viar. Se encuentra a una altitud de 34 metros y su término se extiende hacia las primeras estribaciones de la Sierra Morena. Es una localidad muy bien comunicada sobre todo por ferrocarril.
Se accede por carretera siguiendo la que comunica Sevilla y Córdoba, bordeando el río Guadalquivir.

Villa de antiguo origen, los romanos que instalaron un puerto y en época árabe fue fortaleza defensiva, con el nombre de Cantillana. Tras la reconquista pasó a depender del arzobispado de Sevilla y en el siglo XVI, fue capital de su condado, creándose la casa palacio y conventos.
Floreció con la agricultura, la pesca y el comercio, ya que en el siglo XIX era paso obligado para ir a Extremadura y a las minas de Almadén de la Plata, con varias barcas puente, provocando esto un cierto florecimiento económico. Posteriormente se construiría  el ferrocarril a Córdoba, desapareciendo dichas actividades, floreciendo posteriormente la agricultura impulsada por los regadíos del canal del Viar.

Hoy es una ciudad agrícola, en la que destaca el cultivo de las naranjas de sangre, con vocación ganadera, buenas yeguadas, ideal para la caza en su sierra y con algunas industrias relacionadas con la construcción.

Quiere también  promover el turismo en sus alrededores, manteniendo su tradición artesana,  la alfarería ,objetos de cueros, taxidermia, diseño de confección y fabricación de flecos y bordados para los mantones de Manila.

Destacar su afición taurina, con una plaza de toros que data de 1905 recientemente restaurada, siendo la cuna de toreros como el Manili.

Incluido en la Ruta de Blas Infante, iniciador del andalucismo, en esta localidad vivió y ejerció por primera vez  de notario hasta 1922, una placa lo recuerda en la calle Severo Ochoa.

Su gastronomía tradicional es a base de carne de caza, zorzales, jabalí, venado, etc,  platos de alcauciles rellenos de carne, calderetas, migas con chorizo y gabardinas, sin olvidar sus naranjas.
Entre su repostería destaca los bizcocho, pestiños, los piñonates y los gañotes. Destacar el obrador Curro Jiménez en el casco antiguo.

Piñonate de Cantillana

Qué ver en Cantillana

Llamada por sus habitantes el “corazón de la Vega del Guadalquivir” extiende su blanco caserón en una loma que domina la llanura fluvial. Es un placer pasear por sus calles, cuidadas y adornadas de azulejos dedicados a las Vírgenes de la Asunción y Pastora, las dos grandes devociones que mueven a los cantillaneros, contemplando sus monumentos históricos y casas solariegas.

Comenzaremos la visita en la zona más alta del pueblo.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, El templo tipo basílica data del siglo XVII, de robusta torre, y interior con  tres naves, cubierta por un bello artesonado mudéjar.

Cantillana parroquia de la Asunción

Su altar mayor barroco originario del convento de las dominicas de Santa de Carmona, está dedicado a la virgen de igual nombre.
En la nave derecha destaca el retablo de la  Divina Pastora, y en la izquierda la capilla Sacramental diseñada por el imaginero Jerónimo Hernandez, siglo XVI.

 

Cantillana iglesia de la Asunción

 

Es también sede del crucificado, Cristo de la Misericordia, obra de Castillo Lastrucci.

Junto a esta iglesia.

Estuvo el Palacio de los Condes de Cantillana, hoy desaparecido, transformado en la plaza del Palacio.
Las viejas murallas árabes, detrás de iglesia parroquial, solo podremos ver algunos lienzos de muros.

Desde la iglesia podemos bajar por el casco antiguo de la población  con calles limpias , casas cuidadas y fachadas decoradas.

Plaza del Corazón de Jesús , en esta zona donde vemos el antiguo Hospital de los Santos,, del que solo queda la vieja sala de hospedaje, del siglo XV-XVI, hoy centro de exposiciones municipal. De igual estilo la oficina de Extensión Agraria.
De las murallas la torre albarrana, la Torre del Reloj, rematada en el siglo XIX con espadaña para las campanas del reloj.

Cantillana Torre del Reloj

La iglesia del Dulce nombre de Jesús y Misericordia , siglo XVI, en su recoleta  plaza de igual nombre,  de ladrillo con espadaña, fue capilla de un antiguo hospital y está dedicada al Niño Jesús y a la Virgen de la Misericordia, es sede de la hermandad de la Borriquita y la San Benito.

 

El Mosaico romano de Naeva, de reciente descubrimiento en el casco antiguo, forma parte de unas termas en fase de encontradas bajo el antiguo pósito, calle santa Teresa de Jesús.
Se puede ver los sábados y domingos por la tarde en el Centro de Historia Local, calle Sacristán.

Otras calles emblemáticas son la calles Real y Martín Rey que terminan en la plaza del Llano centro neurálgico de la población, donde se unen el casco antiguo y los nuevos barrios en ella destaca.

 

Iglesia ermita de San Bartolomé,  del siglo XV. Es un interesante edificio con tres naves, en el que se encuentran  la imágenes del Santo,  nuestro padre Jesús Nazareno, patrón de los pescadores y la Virgen del Consuelo.

En esta zona se encuentra  antiguo Convento franciscano, calle San Franciscodel que sólo quedan restos y algunas partes del viejo recinto, en lo que fué la iglesia se encuentra el Museo José Pérez  Ocaña, pintor polémico,  activista y anarquista, fallecido en 1983.

Más alejada en la la avenida de su nombre.

La Ermita de la Soledad, barroca, del siglo XVIII, puerta barroca con espadaña, amplio  interior de una nave.

En ella  se venera los patrones del Pueblo, San Sebastián y la Virgen de la Soledad, en el retablo mayor barroco, devoción del mítico bandolero Curro Jiménez, bajo ella el Cristo Yacente siglo XVI, titular de la hermandad que procesiona el viernes Santo.
Destacar entre otras imágenes el Crucificado Cristo de la Agonía, siglo XVI , la Magdalena y San Juan.

Virgen de la Soledad y Cristo Yacente.Cantillana

Alrededores

Ermita de la Divina Pastora,  moderna , situada en los Pajares, a 2 km del centro, dirección Villaverde, “Aldea de la Divina Pastora”, junto al río Viar. Es un templo moderno donde se realiza la romería de esta imagen, muy querida en la localidad.

Rutas  a pie o bicicleta por la sierra, que sería testigo de las correrías del mítico bandolero Curro Jiménez, nacido en la localidad.

Río del Viar,  en los bordes de este río podremos contemplar varios molinos de harina movidos por el agua,en diferentes estados de conservación. Por este camino se puede llegar hasta el pantano de los Melonares, desde aquí por pistas se puede llegar a la localidad de Almadén.

Cantillana río Viar los Melonares

Hacia el norte tenemos el camino de la ermita de San Benito, pasando por la finca de los Carrizos y cercano al Canal del Viar, caminos hacia la Dehesa El Palmitero, con su centro de eventos y bodas.
Interesante es el Camino rural hacia Castilblanco, pasando por el monte Cebrón, de 408 metros, que proporciona increíbles vistas de la sierra y de la campiña.

Por carretera dirección al Pedroso,ruta en muy buen estado, que se abre camino a través del parque natural de la Sierra norte, hacia el pantano de los Melonares.

Presa de Cantillana, sobre el cauce del Guadalquivir por la carretera a Tocina y Brenes, construido en 1956, regula la cantidad de agua que baja hacia Sevilla, pasando por Brenes, La Rinconada, Alcalá del Río y La Algaba.


Fiestas

De inicios el siglo XVIII hay dos hermandades de gloria dedicadas, respectivamente, a la Ntra. Sra. de la Asunción y a la Divina Pastora de las Almas. Rivalizan en la fe popular y han dado al pueblo fama por sus brillantes cultos y celebraciones.
Las fiestas locales coinciden con los actos convocados por estas dos hermandades Ntra. Sra. de la Asunción y  la Divina Pastora de las Almas.

En Agosto, días 14 y 15 tenemos la Fiesta y procesiones a la iglesia de San Bartolomé y  de la Virgen de la Asunción, esta última, durante nueve horas, con gran entusiasmo de la población.

Fiesta y Romería de la Divina pastora,  en septiembre, con procesión el día 8 sobre la medianoche en la popular calle de Martín Rey. Allí, le será quitado a la Virgen su sombrero de Pastora, bajo una lluvia de pétalos de rosa, suelta de palomas y el estruendo de cohetes multicolores.
Al día siguiente sale de la Parroquia, el Simpecado de la Divina Pastora en la Carreta de Plata, para dirigirse en Romería a su Ermita de la Aldea de los Pajares, acompañada por cientos de caballistas, miles de peregrinos y carretas engalanadas para la ocasión. el cruce del Río Viar alcanza su momento de mayor emoción.
El domingo siguiente vuelve a su iglesia en el pueblo.

Cantillana Divina Pastora

Tiene interés la Semana Santa, con procesiones de calidad religiosa y artística.
El Miércoles Santo tiene lugar la salida procesional del Santísimo Cristo de la Misericordia, mientras que un día más tarde, el Jueves Santo, lo hace la Virgen del Consuelo.
En la madrugada del Viernes Santo sale por las calles de la localidad la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y cierra la semana, la Virgen de la Soledad, Patrona de la localidad, que realiza estación de penitencia la tarde del Viernes Santo.

La Romería en honor a San Benito Abad , se celebra el último Domingo de Agosto, hacia su Ermita situada a 12 km. de la localidad de Castilblanco de los Arroyos.

El 15 de agosto la fiesta de la Virgen de la Asunción, con procesión.

Asunción Cantillana cartel de Ángel Alen

En verano se celebra el Festival Flamenco en la plaza de toros,  organizado por la peña flamenca José de la Tomasa.


Cantillana en imágenes 

Ubicación

Centrar mapa

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 4.6 / 5. Votos recibidos: 5

Nadie ha votado todavía, puedes ser el/la primero/a