Capilla de Montserrat de Sevilla

La Capilla de Montserrat

La Capilla de Montserrat

La Capilla de Montserrat se edificó a principios del siglo XVIII, por Leonardo de Figueroa, junto al compás del convento de San Pablo, para la Hermandad de Nuestra Señora de la  Antigua y Siete Dolores, hoy desaparecida, siendo ocupada por la Hermandad de Montserrat en 1939, al ser derribada su anterior capilla.

En 1939 pasó a ser la sede de la Hermandad de Nuestra Señora del Rosario y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón y Nuestra Señora de Montserrat, esta última devoción y culto a esta Virgen fue traída por los catalanes instalados en Sevilla para el comercio con América, por lo que la hermandad está agregada al Monasterio de Nuestra Señora de Montserrat en Cataluña.

La hermandad se fundó en la antigua iglesia de San Ildefonso, con el apoyo de los comerciantes de paños. Se traslada al convento de San Pablo en el siglo XVII, donde construye una capilla en el compás del convento.

Cristo de la Conversión del Buen Ladrón Hermandad de Montserrat

A finales del siglo XVIII, la hermandad decayó en sus actividades, enajenando su patrimonio.
Renace en 1850 con el impulso de la corte de los Montpensier y la burguesía local,  consigue ser  una de las hermandades más grandes de Sevilla. atesorando  un nuevo y rico patrimonio.

Virgen de Montserrat Dolorosa

Celebra el quinario del Cristo en Febrero, besapiés en cuaresma, la Virgen de Montserrat, el 27 de abril, y la Virgen del Rosario en octubre.


La Capilla

Está situada en la calle Cristo del Calvario, frente a la parroquia de la Magdalena.

En el exterior hay una gran portada barroca, donde podemos ver una pintura de Nuestra Señora de la Antigua y Siete Dolores.
A los lados de la puerta podemos ver los azulejos de las imágenes titulares de la Hermandad  de Montserrat y junto a la puerta auxiliar el azulejo de San Martín de Porres,

La capilla consta de una sola nave, de planta rectangular cubierta con una bóveda de cañón.

Está presidida por el retablo del Cristo del Buen ladrón crucificado, en el momento de hablar con el Buen Ladrón San Dimas, obra de Juan de Mesa de 1.619, suele acompañarlo María Magdalena.

 

A su lado está la Virgen de Montserrat  dolorosa, del siglo XVII de autor anónimo y San Juan Evangelista.

En los muros laterales del presbiterio tenemos los ladrones, Dimas y Gestas

San Dimas capilla de Montserrat

La nave está decorada con pinturas de Clemente Torres siglos XVII-XVIII, que representa a los padres de la iglesia, la Sagrada Cena y la oración en el huerto.
Junto a la puerta de salida una lápida en memoria del Marqués de Pickman, que fue hermano de esta cofradía.

No perderse los retablos:

Retablo neoclásico  de la Virgen del Rosario , con imagen obra de Cristóbal  Ramos, siglo XVIII.

Virgen del Rosario Capilla de Montserrat

En la columna lateral del presbiterio una hornacina con el Sagrado Corazón.

Retablo de María Magdalena, neoclásico en madera,  semejante al anterior.

En el muro o en este retablo en ocasiones podemos ver la Virgen de Montserrat , copia de la devoción catalana.

 

Retablo peana de San Martín de Porres.

San Martin de Porres Hermandad de Montserrat

Al fondo de la nave hay un coro alto.

 

Bajo el Coro  las imágenes de Isaías, siglo XIX que procesionaba antiguamente en la Semana santa, y San Vicente Ferrer, penitente, siglo XVII, atribuido a Juan de Mesa, entre ambos un cuadro de San Nicolás de Bari del siglo XVII.

 

Capilla de Montserrat Isaias

Sala de Exposición y venta de recuerdos

Al fondo de la nave hay un acceso a esta sala donde podemos ver entre otros tesoros de la hermandad el manto procesional de la Virgen.
Se acompaña de cuadros del Niños Jesús, San Nicolás y el martirio de San Arcadio.

Capilla de Montserrat San Arcadio

 


Horario

De lunes a viernes , mañanas de 11 a 13 h, y tardes de 18,30 a 21h. Domingos de 12 a 13,30 horas
Misas los domingos a las 12,30 h,
Confirmar, 954 51 55 17.


San Vicente Ferrer

Dominico valenciano del siglo XIV, patrón de Valencia, profesor, gran predicador, muy ligado a las procesiones de disciplina, uno de los orígenes de la Semana Santa. Su festividad es el 5 de abril.
Fue un luchador contra la división de la iglesia  y impulsor de la conversión de los judíos.
Llegaría su devoción a Sevilla con la Orden Dominica, que construyó su Casa grande, hoy iglesia de la Magdalena en la calle San Pablo, donde lo encontraremos en una pintura mural vestido de dominico, con  un libro y levantando el brazo y su imagen en el retablo del Cristo de las Fatigas, y flagelándose en la anexa capilla de Montserrat.

Capilla de Montserrat San Vicente Ferrer

También lo podemos encontrar en el  altar mayor del Convento de las dominicas de Madre de Dios y  en un cuadro del museo del convento de Santa Paula.
Predicó desde el púlpito que existe en el patio de los Naranjos de la Catedral, donde hay una  placa recordando.
Lo recuerdan en Écija en la iglesia de Santa María  ocurrió un milagro mientras predicaba y tiene retablo en el convento de Santo Domingo.


San Dimas

El Buen Ladrón crucificado con Cristo en el monte Calvario, festividad el 25 de marzo.
Lo podemos ver en esta y en  la hermandad de la Carretería,  que también procesionan este misterio en Semana Santa, en la Hermandad de la Exaltación, lo hace antes de ser crucificado.

Hermandad de la Carretería

Titular de la hermandad de la Expiración de la iglesia de San Blas de Carmona.

Carmona iglesia de San Blas

Centrar mapa

 

¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 5 / 5. Votos recibidos: 2

Nadie ha votado todavía, puedes ser el/la primero/a